miércoles, 16 de noviembre de 2016

12:54:00
ATENAS, Grecia, 16 de noviembre de 2016.- El presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió hoy en Atenas que “la desigualdad es uno de los mayores desafíos para la democracia”. El presidente saliente de EE.UU. declaró que estamos viviendo la “paradoja” de que “las mismas fuerzas tecnológicas” que han mejorado las condiciones de vida “globalmente” han creado “desigualdades” que han alentado a “movimientos a izquierda y derecha” a volver atrás. La globalización debe "cambiar de rumbo" y las desigualdades son "uno de los mayores desafíos" de las democracias modernas, dijo.

Sin embargo, la interconexión económica ha conducido a más bienestar, más educación y menos violencia, “pero hay enormes brechas”, dijo. La comunicación moderna permite una suerte de vigilancia social. “Las desigualdades antes se toleraban, pero ahora ya no, porque cualquiera, hasta en la región más apartada de África, tiene un smartphone y puede ver cómo vive la gente en Londres o en Nueva York”, explicó el mandatario.

Mucha gente, aseveró Obama en su discurso, pronunciado en el Centro Cultural Stavros Niarchos, “siente que pierde el control y quiere volver atrás”, pero “no podemos buscar soluciones mirando atrás, sino hacia adelante”.

Mucha gente, aseveró Obama en su discurso, pronunciado en el Centro Cultural Stavros Niarchos, “siente que pierde el control y quiere volver atrás”, pero “no podemos buscar soluciones mirando atrás, sino hacia adelante”.

Obama afirmó que la democracia en su país “es más grande que cualquier persona”, y por eso es importante garantizar una “transición pacífica del poder”. “El próximo presidente, Donald Trump, y yo no podríamos ser más distintos. Tenemos puntos de vista distintos, pero la democracia estadounidense es más grande que cualquier persona”, dijo. Los pilares de la democracia y del debate abierto deben mantenerse, agregó.

“A cada avance le sigue un camino lleno de curvas, a veces hacia adelante y a veces hacia atrás”, dijo Obama. Sobre todo para la gente joven es importante entenderlo aun cuando resulte difícil. Tras la campaña electoral, hay que llegar a una transición con las menores fricciones posibles y para ello se precisa democracia, añadió. “Especialmente cuando no se han conseguido los resultados que uno quiere”.


Al inicio del discurso, Obama expresó su agradecimiento a Grecia por “encender la llama” que se convirtió en la democracia occidental. “Vine aquí con agradecimiento para todo lo que Grecia, este pequeño y magnífico mundo, ha dado a la humanidad”, señaló.

En respuesta a las críticas y las preocupaciones sobre el estado de la democracia hoy, Obama replicó “que la llama prendió primero en Atenas y nunca murió”, y aseguró que los padres fundadores de Estados Unidos “la siguieron”. Admitió que la democracia puede ser “lenta, frustrante, dura y conflictiva”, pero agregó que definitivamente es “mejor que cualquier otra alternativa”.

El presidente estadounidense aseguró también que la OTAN es “más fuerte que los fundamentalismos” que amenazan la democracia. Obama recalcó que la Alianza Atlántica “es más fuerte que nunca” y que el “compromiso continuará, también el de defender a cada unos de los aliados”.

“Hoy los ideales (de la democracia) están siendo desafiados”, aseveró Obama en su discurso, y afirmó que “la democracia es mas fuerte que una organización como el EI (Estado Islámico), porque es inclusiva y da la bienvenida a las personas y a refugiados que tienen necesidad”.

Obama comenzó hoy su segunda y última jornada en Grecia con una vista a la Acrópolis, que, reconoció, fue uno de los motivos principales de su visita a Atenas. A continuación, dio un paseo por el Museo de la Acrópolis situado a los pies del monte sagrado, antes de desplazarse al Centro Cultural Stavros Niarchos, situado en la periferia de Atenas. Tras su discurso, el presidente estadounidense emprendió viaje hacia Berlín. (La Vanguardia)