miércoles, 16 de noviembre de 2016

18:37:00
NUEVA YORK, 16 de noviembre de 2016.- Los residentes de tres edificios de lujo de Nueva York decidieron que no pueden vivir más con el nombre de Donald Trump en la fachada de sus inmuebles.

El complejo de apartamentos de alquiler en el Upper West Side de Manhattan dejará de llamarse Trump Place después de que un buen número de sus inquilinos firmaran una petición para cambiar el nombre y evitar que los asocien con el presidente electo.

Según la firma que administra las propiedades, Equity Residential, se pasarán a identificar por su dirección, 140, 160 y 180 Riverside Boulevard, a partir de esta semana. De hecho, ya se ha visto a operarios retirando las letras del anterior nombre.

Trabajadores eliminan el letrero con el apellido Trump de 160 Riverside Blvd de Upper West Side, Manhattan, Nueva York. El nombre del presidente electo Donald Trump fue retirado de los tres edificios de lujo llamados Trump Place después de que los habitantes firmaran una petición diciendo que no querían que su casa se asociara con el presidente electo. (Foto: BRYAN R. SMITH / AFP / Getty Images)

"Para mí, ver a Trump hablar de manosear mujeres y luego ver su nombre en mi casa fue demasiado", contó al diario The New York Times Linda Gottlieb, la responsable de empezar la petición, quien se declaró "avergonzada" del nuevo mandatario. "Era el momento de declarar que no queríamos vivir en un edificio que lleva su nombre".

Cuando Equity Residential le compró el complejo al conglomerado de empresas de Trump, el acuerdo obligaba a mantener el nombre por un periodo de tiempo. Ese plazo ha expirado, por lo que se puede proceder a cambiar el nombre.

"El nombre Trump se ha politizado y como una compañía en la bolsa, EQR se mantiene apolítica", explicó la empresa con sede en Chicago en un comunicado. "Asumimos una identidad más neutral que será atractivo para los actuales y futuro residentes".

"El edificio es bello y el servicio impecable", dijo a Bloomberg News Marjorie Jacobs, una de los residentes del inmueble, cuando empezó a circular la petición el pasado octubre. "Pero el nombre avergüenza. Me da vuergüenza decirle a la gente dónde vivo".

Pese al cambio de nombre en estos tres edificios, el nombre de Trump no desaparecerá por completo de esa parte de Manhattan, ya que hay otros tres edificios de apartamentos en esa misma calle que lo llevan en sus fachadas, pero no son propiedad ni de Equity Residential ni del magnate.

Como recuerda Bloomberg, el presidente electo goza de poca popularidad en Manhattan, donde más del 87 por ciento de los votos fueron para Hillary Clinton. (People)