martes, 15 de noviembre de 2016

19:54:00
Pedro Echeverría V.

1. ¿De qué preocuparse si los cinco partidos: PRI, PAN, PRD, Verde y PANAL firmaron el llamado “Pacto por México” que el gobierno de Peña Nieto les puso enfrente la primera semana de su gobierno con el fin de aprobar las llamadas “reformas estructurales” a cambio de mucho dinero y cargos de gobierno? En los hechos sólo quedan tres partidos registrados con un amplio margen de independencia del gobierno: El Movimiento Ciudadano, el PT y Morena. Hay por ahí otro partido de cuyo nombre no quiero acordarme porque parece muy comprometido con la derecha. ¿Demuestra eso que tenemos dominación capitalista para un largo tiempo y que la izquierda consecuente tardará mucho en volver a levantarse?

2. Lo planteado por el cacique del PRI Manlio Fabio Beltrones y sus compinches hace unos días, acerca de “construir Gobiernos de coalición”, en los hechos se practica desde la reforma electoral lópezportillista de 1977 que abrió las cámaras, los presupuestos y los medios de información a todos los partidos; ya desde 1962 el presidente López Mateos abrió la cámara de diputados al PAN, PPS y PARM regalándoles 20, 10 y 5 diputaciones a cada uno, respectivamente. ¿Qué fue el llamado “Pacto por México” sino incluir a todos los partidos más oportunistas al carro de gobierno? ¿Serán los “gobiernos de Coalición” gobierno de composición que permita que todos los cargos sean ocupados por todos los partidos?

3. A pesar de ser lamebotas del PAN, nadie abandona el PRD porque no queda alguno de izquierda en su interior. Pensé que los “bejaranistas”, los menos corruptos del PRD, brincarían a Morena con todos sus militantes; pero nada pasó porque en el PRD los mantienen en cargos demostrando con ello su “Talón de Aquiles”. Piensan algunos: “para crear, defender y pelear por los ideales del PRD desde 1989 murieron cientos de militantes honrados, ¿Valió la pena morir por hacer crecer un partido que en sus primeros años fue de izquierda para luego entregarse al PRI y al PAN? El capitalismo absorbe a todos los políticos, los corrompe hasta la médula y luego los pone a girar para demostrar que a todos enloquece con dinero y poder. (15/XI/16)