martes, 15 de noviembre de 2016

18:35:00
NUEVA ORLEANS, 15 de noviembre de 2016.- El consumo activo de marihuana puede elevar el riesgo de padecer el síndrome de corazón roto o miocardiopatía por estrés, que se manifiesta en un debilitamiento temporal del miocardio que, a diferencia de las condiciones isquémicas, puede ser provocado por estrés emocional. Esta condición impide al corazón bombear sangre y sus síntomas se asemejan a los del infarto, como dolor en el pecho, problemas con respiración y mareos.

Mientras las personas que suelen padecerla son mujeres postmenopáusicas, un nuevo estudio de la Universidad St. Luke en EE.UU. revela que también la padecen hombres de alrededor de 44 años de edad que solían fumar cannabis. Los resultados del estudio han sido presentados este mes en una conferencia científica de la Asociación Americana del Corazón.


Los efectos de la marihuana en el sistema cardiovascular no han sido muy estudiados, razón por la que el carácter del vínculo entre la droga y miocardiopatía por estrés aún no se entiende bien, explica uno de los autores del estudio, el doctor Amitoj Singh, quien también recalca que este problema se vuelve más acuciante con la legalización del cannabis.

Según explica, es probable que este estado pueda ser consecuencia de niveles altos de hormonas del estrés, como los que presentan las personas que consumen marihuana.

Además, el estudio revela que los fumadores de marihuana son más propensos a padecer depresión, psicosis, trastornos de ansiedad, así como alcoholismo, tabaquismo y a abusar de numerosas sustancias tóxicas. (RT / American Heart Association News)