martes, 8 de noviembre de 2016

23:15:00
MIAMI, Florida, 8 de noviembre de 2016.- Luego de dos años de haber sido negado su uso terapéutico como materia constitucional, este martes la Florida dijo sí al uso medicinal de la marihuana, con 71.11% de la aprobación del electorado — 6,179,674 votos —, según resultados preliminares del Departamento estatal de Elecciones.

La enmienda requería el 60 por ciento de los votos para ser aprobada.

Florida se suma así a otros 25 estados de Estados Unidos que aprueban el uso médico del cannabis medicinal. Los resultados fueron celebrados en redes sociales por las diversas organizaciones que se habían pronunciado a favor del empleo terapéutico de la planta.

Seis años atrás, Roselyn Moreno vio a su abuela Margarita deteriorarse debido al cáncer y por grandes dosis de morfina, que causaron efectos nocivos a su lucidez. Estima que quizás si su abuela hubiera tenido otras opciones, como la marihuana con usos terapéuticos, la batalla contra la enfermedad hubiera sido diferente.
Enlace a un testimonio.

“Ella hubiera estado más presente”, dijo la tarde de este martes. Moreno votó que Sí a la enmienda 2.

Como parte de las condiciones para el uso de la planta con fines medicinales, la enmienda establece que sólo personal facultativo especializado pueda recetar el consumo con propósitos terapéuticos y que únicamente centros autorizados hagan uso de la planta en cualquiera de sus variaciones.

La enmienda no invalida las violaciones de la ley federal o cualquier uso no medicinal, posesión o producción de marihuana; además, establece un plan de regulaciones que estará a cargo del Departamento de Salud de la Florida, para otorgar tarjetas de identificación a pacientes y sus cuidadores.

El contexto lucía favorable para la enmienda antes de la consulta en las urnas comiciales, con al menos 70% de respaldo según sondeos recientes publicados por el Laboratorio de Opinión Pública de la Universidad del Norte de Florida, Anzalone Liszt Research y Quinnipiac University, instituciones que auguraban que sí se alcanzaría al menos el 60% necesario para el cambio constitucional.

People United for Medical Marijuana (PUMM), grupo que encabezó la campaña a favor, elevó la bandera en pro del alivio a los pacientes de enfermedades crónicas. La enmienda definió las enfermedades que pueden ser tratados con la marihuana: cáncer, sida, epilepsia, glaucoma, parkinson, esclerosis múltiple, artritis y alzhéimer, entre otras.

Una vez más, la organización Drug Free America Foundation lideró la campaña en contra de la enmienda, buscando derrotar nuevamente la propuesta, tal y como lo hizo en el 2014, colocando en el foco de atención los padecimientos mentales y respiratorios producto del consumo de la marihuana. La Cámara de Comercio de la Florida se sumó a los detractores, haciendo énfasis en mantener su nivel regulatorio en la legislatura y no como materia constitucional.

Previamente, en el 2014, se aprobó el uso de marihuana para personas con enfermedades relacionadas con espasmos y convulsiones, en una ley estatal. En el 2015, se aprobó adicionalmente su uso para enfermos en etapa terminal. Expertos predicen que la industria que surja del uso medicinal de la marihuana podría generar más de $700 millones. En la Florida ya fue autorizado el cultivo y distribución de marihuana medicinal y terapéutica a cinco viveros. (León Hernández / Nuevo Herald)