martes, 8 de noviembre de 2016

17:34:00
CUZAMÁ, Yucatán, 8 de noviembre.- En 36 ediciones del programa Recicla por tu Bienestar de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) habitantes de 29 municipios han intercambiado más de 500 mil bonos por productos de la canasta básica que permiten un ahorro para sus familias.


Isela Bacab Cauich de 57 años de edad consiguió 100 bonos con la recolecta de latas, plásticos y llantas que con gran dicha cambió en el Mercado del Bienestar por una guitarra para su nieto Jesús que estudia el primer grado de bachillerato y tiene la ilusión de aprender a tocar este instrumento.


“Vine con la intención de cambiar una buena despensa y no sabía que también habían guitarras y cuando la vi sentí una emoción muy grande porque el nieto que crecí desde que era un bebé me ha pedido este instrumento muchas veces y no tenemos los recursos suficientes para comprarla por lo que se me llena el corazón de alegría porque ya la tendrá”, enfatizó.

De manera personal el titular de la Sedesol estatal, Mauricio Sahuí Rivero, entregó a doña Isela la guitarra que será una gran sorpresa para este joven de 15 años.

“Es para mí un gusto que las familias yucatecas sean partícipes de la mejora a su comunidad con la limpieza de sus patios y que de esta labor puedan obtener beneficios como es el llevarse a casa”, destacó.

Acompañado del alcalde de Cuzamá, José Carlos Aké Ku, el funcionario estatal refrendó su compromiso con la comunidad para seguir construyendo historias de bienestar para la consolidación de una mejor calidad de vida de quienes más lo necesitan.

“Y eso es lo que hacemos con este programa trabajar en la prevención de enfermedades como el dengue, chikungunya y zika y eso trae consigo que los integrantes de las familias no se enfermen que tengan menos angustia, menos gasto y esto retribuye a menos preocupaciones y también al darles un apoyo a través del Mercado del Bienestar”, subrayó.

En este municipio se sumaron 422 personas y se captaron casi 10 toneladas de cacharros, así como mil 246 pilas, mil 202 llantas y 108 litros de aceite que no serán vertidos en los cenotes de la zona. En total se entregaron por estos desechos domésticos 15 mil 528 bonos.

Santiago y Jesús dos pequeños de 14 y 9 años también participaron en esta jornada y manifestaron su felicidad por colaborar para que su comunidad esté limpia.

“Ayudamos a nuestras mamás a limpiar los patios y quedaron muy limpios estamos contentos porque habrán menos moscos”, indicó Jesús. (Boletín)