viernes, 12 de mayo de 2017

11:52:00
MÉRIDA, Yucatán, 12 de mayo de 2017.- La ingesta de alcohol en Yucatán continúa al alza. De acuerdo con una encuesta realizada por la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), que ubica al estado con un 51.4% de la población consumidora de alcohol, la coordinación estatal de Movimiento Ciudadano llama al gobierno de Yucatán a instrumentar políticas públicas que reviertan esta problemática.

Se ha documentado que la ingesta de alcohol está vinculada a accidentes de tránsito, enfermedades diversas, problemas en las relaciones familiares, personales y laborales, violencia, maltrato y abandono de menores, por lo tanto, se exhorta al Ejecutivo estatal a prevenir las afectaciones que ocasionan las bebidas embriagantes.

Silvia López Escoffié, coordinadora estatal de Movimiento Ciudadano.

Las políticas de salud pública deben enfocarse a evitar la intoxicación, mediante la disminución del consumo de alcohol de la población, a través de la puesta en marcha de campañas integrales con actividades de esparcimiento, lúdicas, deportivas, creativas y culturales.

La base del desarrollo de cualquier sociedad es la educación. Incluir valores y aumentar la concientización sobre los daños relacionados con el uso nocivo del alcohol, para prevenir a las nuevas generaciones de los riesgos que implican las adicciones.

Generar mayores fuentes de empleo que permita a la población gozar de una vida digna, toda vez que los ciudadanos con mayores niveles de bienestar son menos propensos a una ingesta nociva de alcohol.

Limitar el otorgamiento de licencias y permisos para comercializar alcohol, ya que en los últimos años se han concedido sin cortapisas, pues existen dos expendios por cada escuela de educación básica en Yucatán. Disminuir la disponibilidad, contribuirá a reducir el uso nocivo del alcohol.