viernes, 12 de mayo de 2017

19:37:00
TEPIC, Nayarit, 12 de mayo de 2017.- Uno de los fundadores de una desaparecida autodefensa mexicana, milicia armada creada para enfrentar a los narcotraficantes en México, aseguró que volverá a "la lucha", tras salir de prisión gracias a la decisión de la justicia que le permite seguir su proceso en libertad.

José Manuel Mireles, que fue detenido en junio de 2014 acusado de portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército y de narcotráfico, pudo abandonar la cárcel tras pagar una fianza de 30,000 pesos.

El exlíder de un grupo de autodefensas en Michoacán José Manuel Mireles salió esta mañana del Centro de Readaptación Social (Cefereso) número 4, ubicado en la localidad de El Rincón en el municipio de Tepic. (AFP)

"Ahorita lo que quiero es tener un verdadero diagnóstico (médico) de lo que tengo, porque la lucha debe continuar", declaró sonriente a la prensa local a las puertas del penal de Tepic, en el estado de Nayarit (noroeste), aunque no especificó de qué forma.

Uno de los argumentos que alegó la defensa para lograr su liberación fue el deterioro de su salud.

El carismático cirujano --que a inicios de 2013 animó a sus vecinos del pueblo de Tepalcatepec, en Michoacán (oeste), a alzarse en armas contra el cártel de Los Caballeros Templarios-- es diabético, hipertenso y padece del corazón.

Según la resolución judicial, Mireles no podrá salir de Michoacán, ni acercarse a los policías que lo detuvieron y otras personas.

Después de casi tres años en prisión, el juez quinto de distrito en Uruapan, Rubén Olvera Arreola, ordenó ayer su libertad bajo caución, por lo que abandonó el penal a las 7:05 de este viernes, tras pagar una fianza de 30 mil pesos. (Foto: Enrique Castro)

El gobierno logró detener y abatir a los principales líderes de la organización criminal y alcanzar un acuerdo en mayo de 2014 con las milicias de Michoacán para desmovilizarlas e integrarlas legalmente a la policía rural, pero en otros estados como Guerrero siguen activas.

Su arresto tuvo lugar poco después de que irrumpiera con 600 hombres armados en una localidad del municipio Lázaro Cárdenas, cuando el pacto con las autoridades ya estaba en vigor. (AFP)