viernes, 12 de mayo de 2017

02:27:00
MÉRIDA, Yucatán, 12 de mayo.- Ayer jueves, el Dr. Elmer Mendoza impartió la primera jornada del taller Escribir novelas negras, celebrado en el marco del Coliquio Internacional Narrativas de Violencia y Paz.

Elmer Mendoza impartiendo el taller (foto: José Repetto)

El autor, reconocido exponente de dicho género literario, explicó a los jóvenes presentes que el objetivo es que mañana -en referencia al término del taller- tengan un proyecto en el que puedan entretenerse y ya sean novelistas.

La narrativa, explicó, tiene sus reglas, entre las que destacó escribir diario, sin angustias, crear un buen territorio, resaltando la importancia del tiempo y subrayando que tiene que ser todos los días.

Mendoza aplicó los consejos de Louis Armstrong para ser músico para quienes desean ser escritores: 

Primero, señaló, hay que comprar el instrumento, en este caso cuaderno, lápiz, etc.

Segundo, aprender todas las técnicas, recordando que nadie puede escribir una novela si no ha leído 500.

Tercero, tocar o, en este caso, escribir con el alma, llamando a escribir para tragarse el mundo.

Mendoza dijo a los jóvenes que tienen que practicar y practicar, como los bailarines, y no frustrarse.

Otra regla es "ser y parecer", asumirse como escritores y comportarse, haciendo alusión tanto a los escritores bohemios como a los herméticos.

A la hora de escribir, señaló que es necesario definir si la novela sucede en el pasado o el presente; si la narrativa será en tercera o primera persona, indicando que se mezcla en la novela contemporánea, y definir si la estructura tendrá una línea narrativa o dos, así como el lenguaje.

En este último punto, destacó la importancia, para este género, del manejo del lenguaje forense, los términos policíacos, nombres de las armas, así como el propio lenguaje de la delincuencia, señalando que ésta está focalizada, así como los procesos del sistema legal.

Si no lo conocen, dijo, es necesario preguntar a quien sepa.

El taller, dirigido a estudiantes y jóvenes creadores, celebra hoy a las 16 horas su segunda y última jornada.

El evento se llevó a cabo en el Centro Cultural de la Universidad Modelo. 

La novela negra en México es más social

En entrevista previa al evento, destacó que la novela negra mexicana contemporánea técnicamente está muy bien resuelta, en el sentido de que ahora casi todos son muy técnicos, cuidan mucho cómo y qué escribir, destacando el crecimiento de este género en el país.

Rafael Bernal es el primero, autor de "El Complot Mongol", y Paco Ignacio Taibo II, autor de 9 novelas, fue quien afirmó el género.

"Llegamos nosotros y ya llegamos con una visión digamos quizá más agresiva que Paco, con otra estética, y mostrando que es un género que tiene todas las posibilidades de vivir en nuestro país, además de que la realidad del país nos ha dado pues toda una temática para trabajar", agregó. 

Dijo que aunque Mérida el índice delictivo es muy bajo los chicos que tomarán el taller pueden basarse en delitos de otras partes del país y del mundo.

"Igual hay regiones en el mundo, como los del frío, Finlandia, que tienen índices delictivos muy bajos, que tienen una novela negra muy poderosa y leída del mundo", agregó, explicando que la mexicana se diferencia en el sentido que es más social, que cuenta cosas que le pasan y duelen a la gente, mientras ellos las tienen que inventar. (José Repetto)