martes, 29 de noviembre de 2016

18:32:00
MEDELLÍN, Colombia, 29 de noviembre de 2016.- Tras la tragedia del avión que se estrelló en Colombia la noche del 28 de noviembre, en el que murieron más de 70 personas, el Papa Francisco expresó su hondo pesar así como su cercanía y oraciones por las víctimas y sus seres queridos.

En el avión, procedente de Santa Cruz (Bolivia), viajaba el equipo brasileño del Chapecoense que este 30 de noviembre iba a disputar la final de la Copa Sudamericana con el Atlético Nacional de Medellín. También viajaban 21 periodistas.

El avión se estrelló alrededor de las 10:00 p.m. cerca del municipio de La Unión, en el departamento de Antioquia, cuando se registraba un clima complicado, según informó Aeronáutica Civil de Colombia.

En un mensaje enviado al Obispo de Sonsón Rionegro, Mons. Fidel León Cadavid, a través de la Secretaría de Estado del Vaticano, se señala que “el Santo Padre, hondamente apenado al conocer la dolorosa noticia del grave accidente aéreo que ha ocasionado numerosas víctimas, eleva oraciones por el eterno descanso de los fallecidos”.

El avión que transportaba al Chapecoense, un Avro Regional Jet 85 (RJ85), debía haber llegado a Medellín en torno a las diez de la noche de Colombia. Poco antes de iniciar su descenso, perdió el contacto con la torre de control. Los pilotos habían alertado, según varias fuentes, de “fallas eléctricas”, aunque las autoridades no han confirmado el motivo exacto del accidente. Una de las hipótesis que se baraja es que el avión se quedó sin combustible. El siniestro se produjo en las inmediaciones del cerro El Gordo, en el municipio de La Unión, en un lugar relativamente cercano al aeropuerto José María Córdova, a una hora de Medellín, la segunda ciudad más grande de Colombia.

“Asimismo, ruego a vuestra excelencia que transmita el sentido pésame de Su Santidad a los familiares y a cuantos lloran tan sensible pérdida, junto con expresiones de afecto, solidaridad y consuelo a los heridos y afectados por el trágico suceso”, agrega.

Por su parte, el Obispo de Sonsón Rionegro también dio a conocer un comunicado en el que lamenta la muerte de las más de 70 personas en el accidente aéreo.

“Expresamos nuestro más profundo sentimiento de dolor con las familias de las personas que perdieron la vida en este fatal accidente; alentamos a los sobrevivientes y a todos los deportistas del mundo a seguir, como lo dice el Papa Francisco, en la construcción de un mundo más fraterno y solidario a través del deporte”, señala el comunicado del Obispo.

El Prelado hizo votos para que “Dios bendiga y acompañe a las familias de los difuntos y les brinde consuelo en esta difícil situación; a los sobrevivientes y a todos los que forman parte de esta familia deportiva, fortaleza en este momento de dolor y pronta recuperación. A todos nos bendiga el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo”. (ACI / El País)