martes, 29 de noviembre de 2016

13:21:00
MÉRIDA, Yucatán, 29 de noviembre.- El alcalde Mauricio Vila Dosal se comprometió con los regidores a atender personalmente los alegatos de maltrato de inspectores en los tianguis.

El Cabildo en sesión (foto: José Repetto)

En sesión ordinaria de Cabildo celebrada ayer lunes, el edil Alfonso Seguí Isaac, del PRI, denunció que el problema de los tianguis persiste y se ha venido agravando en las últimas semanas, lo han han podido constatar en llamadas, comentarios y visitas, donde se comenta el maltrato que reciben.

El pasado fin de semana, señaló el edil, recibieron una llamada de una señora llorando tras ser vetada por el inspector.

"Le dijo que no podía vender ese día sin darle mayor explicación", señaló.

Seguí indicó que persisten malas prácticas como la rifa de lugares, lo peor del caso entre amigos, y que también ha habido conatos de pleitos en los tianguis de Francisco de Montejo y el Fraccionamiento del Parque.

El regidor señaló que los inspectores tienen que tener mucha sensibilidad, pues son la cara del Ayuntamiento, sosteniendo que las iniciativas para mejorar el Reglamento de Tianguis, presentadas en la comisión de Gobierno, se encuentran "en la congeladora" y llamando a hacer algo mientras éstas se discuten.

"Muchos se sienten dueños del tianguis, yo no sé con qué derecho van y vetan a una persona", señaló.

"En este Ayuntamiento no tenemos congeladora, no existe", aseguró María Fritz Sierra, Secretaria Municipal, indicando que las propuestas para el reglamento de Tianguis se están estudiando.

Dafne López Osorio, del PAN, propuso acompañar a las personas que tienen estos problemas a la Subdirección de Mercados para interponer la queja correspondiente, darle seguimiento y trabajar la estrategia en la Comisión de Mercados, la cual ella preside.

Por su parte, Mauricio Díaz Montalvo, también del PAN, comentó que las quejas que ha recibido en sus recorridos por los tianguis son en cuestiones particulares.

Maru Monjiote Isaac, del PRI, comentó que los tianguistas se quejan por la falta de sensibilidad en el trato, lo cual aseguran se dio con la llegada de los nuevos inspectores, los cuales son muy tajantes en ciertas cosas.

"Son personas que ya llevan muchísimos años. Sí están sintiendo ahorita este maltrato, porque así lo están externando. Es algo que sí nos mueve mucho porque son personas que se ganan el día a día", comentó. (José Repetto)