jueves, 22 de diciembre de 2016

10:12:00
CIUDAD DE MEXICO, 22 de diciembre de 2016.- El exgobernador del estado sureño de Quintana Roo, Mario Villanueva, será liberado el viernes de una cárcel estadounidense tras cumplir 16 años de sentencia por lavado de dinero y vínculos con el Cártel de Juárez y deportado a México.

Villanueva saldrá de la prisión de Lexington, estado de Kentucky, para ser entregado a las autoridades mexicanas, que lo extraditaron al país vecino, anunció a través de su familia que pedirá ser recluido en prisión domiciliar.

Su hijo Carlos Villanueva, diputado de la Asamblea Legislativa en Quintana Roo, reveló que su padre tiene aún pendiente de cumplir una prisión de 22 años en México.

Mario Villanueva Madrid, ex gobernador de Quintana Roo.

En entrevista a la emisora local Radio Fórmula, el diputado local señaló que su padre sufre de asma desde que fue ingresado por primera vez a una prisión domiciliar en el 2000.

Sin embargo, la falta de atención médica provocó que desarrollara la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), por lo que presentará este mal como argumento principal para obtener la prisión domiciliar.

Carlos Villanueva señaló que su padre fue juzgado dos veces por el mismo delito: lavado de dinero y expuso que la última vez que lo vio fue hace tres meses en el penal de Lexington.

En una carta difundida a través de los medios de comunicación, el ex mandatario dijo que en México "continuaré la lucha para demostrar mi inocencia".

Villanueva fue acusado cuando finalizaba su gobierno de permitir el transporte de toneladas de cocaína en aviones que aterrizaban en aeropuertos de Quintana Roo, frontera con Belice.

El exmandatario, de 68 años, señaló que "en ninguna cárcel federal de México hay las condiciones para proporcionarme la atención médica que necesito".

"Deberían llevarme directamente a mi casa, pero no será así", lamentó en su carta, en la cual dijo que ha demostrado que "son falsos los hechos de los que me acusaron". (ANSA).