jueves, 22 de diciembre de 2016

23:10:00
TEKIT, Yucatán, 22 de diciembre de 2016.- Los ciudadanos nos están diciendo que ya no quieren más gobiernos obesos y ya nos tardamos en atender esta demanda, consideró la senadora Rosa Adriana Díaz Lizama al presentar una iniciativa para disminuir el número de legisladores federales del Congreso de la Unión.

Antes del cierre del período de sesiones de este año, la legisladora yucateca propuso desaparecer 100 de las 200 diputaciones federales plurinominales y las 32 senadurías plurinominales.

De este modo, la Cámara de Diputados se mantendría integrada por los actuales 300 diputados de mayoría relativa y sólo 100 de representación plurinominal, para un total de 400. Actualmente hay 200 legisladores de representación proporcional, para un total de 500.

La Cámara de Senadores estaría integrada sólo por 96 senadores, tres por estado, y desaparecerían las 32 senadurías que son electas por el principio de representación proporcional.

La senadora Rosa Adriana Díaz Lizama y el alcalde de Tekit, Miguel Várguez Alonzo, en una visita de trabajo a ese municipio.

La iniciativa de Rosa Adriana Díaz reforma los artículos 52, 53, 54 y 56 de la Constitución federal y se suma a otros proyectos legislativos presentados por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano en ésta y en otras legislaturas.

La propuesta de la senadora yucateca debe ser aprobada primero en comisiones del Senado y luego, por el total de los senadores, para luego pasar a la Cámara de Diputados para un proceso similar.

Rosa Adriana Díaz recordó que la figura de diputado o senador electos por el principio de representación proporcional respondió en su momento a la necesidad del gobierno de permitir la pluralidad e inclusión de fuerzas políticas minoritarias, que por sí mismos no podían ganar un distrito o un estado.

Pero las condiciones políticas del sistema de partidos son hoy muy distintas, añadió. Ya no hay un partido político con absoluto dominio, sino fuerzas políticas plenas que pueden y deben ganar elecciones por sí mismas, sostuvo.

Impacto positivo

De acuerdo con la representante por Yucatán, esta disminución generaría impactos positivos en todo el proceso legislativo en términos de eficiencia y presupuesto.

Pienso que el Congreso de la Unión puede funcionar no sólo bien, sino incluso mejor si se disminuye el número de sus integrantes, subrayó.

Además, estaríamos atendiendo la demanda ciudadana de adelgazar el gobierno, empezando por el Poder Legislativo, concluyó.