jueves, 1 de diciembre de 2016

11:32:00
NUEVA YORK, 1 de diciembre de 2016.- Este jueves, la Universidad de Nueva York presentará un nuevo medicamento para tratar la depresión y la ansiedad en pacientes con cáncer. Se trata de una pastilla que tiene como base la psilocibina, un alcaloide proveniente de hongos alucinógenos.

Un año atrás, un estudio del investigador Roland Griffiths y sus colegas de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos demostró los efectos de la psilocibina en los síntomas de la ansiedad y la depresión en personas diagnosticadas con cáncer que amenaza la vida.


Cinco semanas después de recibir una dosis de psilocibina suficientemente alta como para inducir cambios en la percepción y experiencias de tipo místico, los pacientes reportaron niveles significativamente más bajos de ansiedad y depresión en comparación con los pacientes que recibieron una dosis baja del fármaco.

Los efectos positivos sobre el estado de ánimo persistieron en los pacientes a los seis meses de seguimiento. Los autores sugieren que una dosis única de psilocibina puede ser suficiente para producir una disminución duradera en el humor negativo en pacientes con un cáncer terminal.

Vale aclarar que este tipo de pacientes, después de recibir su diagnóstico, a menudo desarrollan síntomas debilitantes de la ansiedad y la depresión.

Además, desde informes de los años 1960 y 1970 ya se había sugerido que las drogas alucinógenas como el LSD pueden aliviar estos síntomas en pacientes con cáncer. No obstante, el valor clínico de las drogas alucinógenas para el tratamiento de trastornos del estado de ánimo en pacientes con cáncer sigue siendo poco clara. (El Tiempo)