viernes, 26 de enero de 2018

23:28:00
WASHINGTON, 26 de enero de 2018.- Courtland Sykes, un candidato republicano al Senado de EEUU, ha generado hoy una agria polémica tras hacerse públicas unas declaraciones en las que, al preguntársele por los derechos de la mujer, respondió que lo que él quiere es que, al llegar a casa, la cena esté lista.

«Quiero llegar a una casa en la que haya una cena casera a las seis cada noche», ha afirmado el conservador, que buscará ser senador republicano por Misuri, en una entrevista que ha publicado en su página de la red social Facebook.

Sykes, de 37 años, había sido preguntado sobre si estaba a favor de los derechos de las mujeres, a lo que respondió que su prometida le había dado «órdenes» para ser «favorable» a estos, pero que su «obediencia» conllevaba un «pequeño precio»: que cuando él arribe a casa, el plato esté sobre la mesa.
Courtland Sykes con su novia Chanel Rion frente al Capitolio, Washington D.C. (Facebook)

El republicano también incidió en que espera que «algún día» sus hijas se conviertan en «amas de casa y mujeres de familia tradicionales». El aspirante a un asiento en la Cámara Alta por el partido de Trump ha añadido que «no compro las definiciones locas del feminismo radical sobre ser mujer moderna y nunca lo hice». Asimismo, el candidato conservador ha señalado que las feministas «se inventaron» el concepto «para adaptarlo a sus mentes asquerosas y llenas de serpientes».

Sykes ha expresado que no acepta la «feminización sin tregua de la campaña contra los hombres», y argumentado que hombres y mujeres son diferentes, algo que no van a cambiar «un nido de mentecatos académicos de una tienda de fármacos, salvo en la vida de fantasía de aquellas personas confusas en el país de las maravillas».

Sobre sus hijas, el candidato enfatizó que no quiere que sean unas «feministas del infierno» que creen que pueden «saltar de una sola vez edificios altos» para que «los hombres no les supriman», y expresó que el feminismo es «solo una locura». Para cerrar su argumentación, Sykes ha explicado que él apoya los derechos de las mujeres, pero no aquellos que «han oprimido la forma natural de ser mujer durante cinco décadas».

Los comentarios generaron polémica en redes sociales, donde el analista político Charlie Sykes criticó las afirmaciones del aspirante: «Para ser claro: no somos parientes. Para nada. Gracias a Dios», ha afirmado en relación a la coincidencia de apellidos.

También se ha pronunciado al respecto el columnista John Podhoretz, que se refirió al republicano como un «imbécil innombrable» y le deseó «buena suerte en su empeño» de manera claramente irónica. (ABC / EFE)

0 comentarios: