miércoles, 20 de julio de 2016

23:17:00
Pedro Echeverría V.

1. Señaló Aurelio Nuño –secretario de Educación- que “El nuevo modelo educativo y curricular para la enseñanza obligatoria entrará en vigor hasta el ciclo escolar 2018-2019, el último que debe inaugurar el presidente Peña Nieto, debido a que su implementación será "gradual y flexible; es un aprendizaje que todo alumno debe alcanzar desde prescolar hasta bachillerato. Se contempla permitir que las escuelas definan una parte de su currícula para impartir clases de ajedrez, educación financiera, robótica o contenidos regionales”. Dijo que son cinco ejes: Las escuelas y su fortalecimiento; la formación y capacitación de los maestros; nuevos contenidos curriculares; garantizar la inclusión y equidad del sistema educativo; y la consolidación de su gobernanza”.

2. En tanto el “hijo de papi” Nuño y el “hijo de Gordillo” el charro Díaz imponen esta reforma desgraciadora de la educación, los profesores, estudiantes, campesinos y organizaciones sociales de la Coordinadora (la CNTE) continuaremos en las calles haciendo más numerosos y más fuertes nuestros plantones y bloqueos; es la única estrategia política que funciona contra la clase dominante. Nosotros tenemos la convicción y por ello gritamos en las calles que “los maestros luchando estamos enseñando”. ¿Cómo va a ser más importante domesticar, disciplinar, hacer obedientes, enseñar a someterse a nuestros alumnos, que hacer libres, críticos, rebeldes, enseñarles porque son miserables sus padres, porque el país se cae a pedazos, porqué la riqueza es un robo y cómo luchar?

3. Para construir una buena educación en México se necesita por lo menos objetivos reales, planes, programas, maestros, edificios y presupuestos; pero en primer lugar, muy en primer lugar, estudiantes bien comidos y alimentados sin graves problemas en el hogar. ¿Cuántos alumnos en los diferentes grados y ciclos escolares cuentan con buenas condiciones en el campo y la ciudad para aprovechar realmente la escuela? Se sabe que el 80 por ciento de la población vive en la pobreza y el 40 por ciento de éstos en la miseria, el desempleo y el hambre; si se sabe de pedagogía, de códigos didácticos, de metodologías de la enseñanza, ¿Qué hacer ante por lo menos un 50 por ciento de los niños, de educación elemental, de los adolescentes de secundaria o de los jóvenes de alta enseñanza media?

4. A las autoridades burguesas y fascistoides no les interesa si el 50 por ciento de los educandos comen o se alimentan, si están en condiciones de estudiar; basta con que digan que los que no aprenden son “retrasados mentales” o sus maestros son flojos y tontos. Todos los profesores del país conocen esta realidad, las dificultades de la mayoría de sus alumnos para captar las enseñanzas del maestro o el aprendizaje activo. ¿Será que esas funestas autoridades: Peña, Osorio, Nuño, tengan que pedir perdón por sus errores de desgraciar la educación nacional, por reprimir, encarcelar y asesinar maestros? Porque esos no son errores sino delitos, delitos gravísimos que se pagan con la cárcel. Espero que la sangre no llegue al río y que aún estemos a tiempo de que se resuelvan los problemas y podamos frenar la represión.

5. Hace unos minutos por un comunicado de Chiapas y por La Jornada en Línea me he enterado del brutal desalojo que sufrió un bloqueo de la Coordinadora en Chiapas, en plena carretera San Cristóbal/Tuxtla, por órdenes del gobierno de manos de militares del ejército, la marina y/o la policía disfrazados de campesinos. Ese modelo de represión se ha usado y seguirá siendo útil para las fuerzas armadas contra los movimientos de protesta. ¿Ese es el gobierno cínico que pidió perdón por el desprestigio que le produjo la compra de la Casa Blanca de las Lomas? ¿Quién tonto o ingenuo les cree a esos personajes de “lágrimas de cocodrilo” que inventan cualquier mentira para recuperar o ganar apoyos? Después del perdón de Peña y los abrazos de felicitación viene más, mucha más corrupción. (20/VII/16)