miércoles, 20 de julio de 2016

08:13:00
KIEV, Ucrania, 20 de julio.- El periodista ruso Pavel Sheremet murió este miércoles tras la explosión de una bomba en un coche, en pleno centro de Kiev, la capital de Ucrania. El estallido se produjo alrededor de las 07:45, hora local (04:45 GMT), en la intersección de las calles Bogdan Jmelnitski e Iván Frankó, minutos después de que el periodista saliera de su domicilio.

Sheremet, de 44 años, tenía nacionalidad rusa pero nació en Minsk, la capital de Bielorrusia, donde será enterrado, según informó su madre al diario Bielorruski partisan, del que el periodista fue uno de los fundadores.

El reportero trabajaba en Kiev para el portal de noticias más destacado del país, Ukrainska Pravda, cuyo fundador, el periodista de investigación Gueorgui Gongadze, fue asesinado hace 16 años y su cuerpo decapitado fue encontrado mucho después en un bosque en las afueras de Kiev.

Enlace a video de la explosión del auto en que murió Pavel Sheremet.

Sheremet inició su carrera profesional a comienzos de los años 90 en la televisión bielorrusa. En 1996, fue nombrado jefe de la corresponsalía de la televisión pública de Rusia en Minsk.

Crítico acérrimo del presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, en 1997 fue detenido cuando preparaba un reportaje sobre la situación en la frontera con Lituania, según la agencia de noticias EFE.

El reportero fue acusado de hacer una labor periodística ilegal y de recibir dinero de servicios secretos extranjeros. Sheremet fue condenado, entonces, a dos años de prisión por la Justicia bielorrusa, pero recuperó la libertad tras tres meses de reclusión gracias a las presiones de Rusia.

El vehículo en el que se desplazaba Sheremet pertenece a la directora de Ukrainska Pravda, Yelena Pritule, quien no se hallaba a bordo del coche en el momento de la explosión.

"La muerte de Pavel Sheremet es el resultado de la presencia de un artefacto explosivo. Es un asesinato", escribió en Facebook el fiscal general Yuriy Lutsenk. Por su parte, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, calificó su muerte como un "crimen" y una "tragedia".

Un responsable del ministerio del Interior, Zoryan Shkirya, dijo que el explosivo era el equivalente a entre 400 y 600 gramos de TNT, accionado, probablemente, a distancia. "Estamos analizando todas las hipótesis posibles sobre este crimen horrible", escribió en Facebook, e indicó que varios expertos en explosivos siguen en el lugar. (Repubblica / infobae)