miércoles, 20 de julio de 2016

18:39:00
MÉRIDA, Yucatán, 20 de julio.- Cobros elevados por inscribir a sus hijos al siguiente curso escolar, que en muchos casos superan los 500 pesos, son las “cuotas voluntarias” que se han vuelto obligatorias en la mayoría de las escuelas de Yucatán.

Esta práctica ocasiona gran malestar en los padres de familia, quienes señalan además que no existen facilidades para hacer el pago y corren el riesgo de que sus hijos no alcancen cupo en el ciclo escolar que iniciará.

El diputado federal Francisco Torres Rivas acudió a festivales de fin de curso en decenas de escuelas. En todas escuchó peticiones de papás y mamás, pero el común denominador fue la queja por la exigencia de una cuota para poder inscribir a sus hijos al siguiente curso escolar.

El diputado federal "Panchito" se gana la confianza de las mamás, que le exponen su problemática. (Más fotos en Facebook)

En varios casos se acercaron al legislador, integrante de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, para exponerle la situación, que es generalizada en prácticamente todas las escuelas de la entidad.

Torres Rivas recordó que la Ley General de Educación garantiza que ésta sea gratuita y prohíbe condicionar la inscripción, acceso, aplicación de exámenes o entrega de documentos al pago de cuota alguna.

“Muchos papás estamos de acuerdo en apoyar a nuestras escuelas, porque ahí pasan muchas horas nuestros hijos, pero hay familias que de plano no tienen ese dinero y se estaría negando educación a su niño”.

“Panchito” Torres afirmó que la economía de las familias está maltrecha y, si bien algunas escuelas necesitan comprar productos de limpieza u otros implementos, deben dar facilidad para pagarlo en partes.

“Nosotros siempre visitamos las colonias y somos testigos de que hay muchísima gente que vive al día. Son familias que no pueden pagar esos 100 ó 200 pesos, menos si tienen a dos o más hijos en otras escuelas”.

Hemos tenido conocimiento de algunas escuelas que propusieron hasta 900 pesos como “cuota única” para todo el año, pero en un solo pago, lo cual definitivamente lesiona a las familias.

El legislador federal yucateco comentó que es importante transparentar el uso de las cuotas voluntarias que se reciben porque eso genera mucha inconformidad.

“Si los papás vieran que su escuela está siempre limpia, desyerbada, con baños limpios y seguras, tal vez sería menos la oposición a pagar como se está escuchando ahora”.

Pero además las directivas escolares deben entregar un recibo con los nombres y firmas de las personas que cobran y las que guardan el dinero. Y el papá o mamá tiene derecho a saber qué utilidad tendrá.

El diputado mencionó que hay buenos ejemplos, como la primaria “Guadalupe Victoria” en la colonia Salvador Alvarado Sur, donde solicitaron 100 pesos de colaboración, pero si el papá no lo tenía al momento de inscribir a su hijo, al entrar a clases podían pagarlos y con facilidades.

También en la primaria “Estado de México”, en la Melitón Salazar, la cuota fue mínima.

Y hay donde no se cobra cuota al inscribir, sino realizan actividades para tener fondos, por ejemplo la primaria “Justo Sierra Méndez” en la colonia Castillo Cámara, donde cada grupo tiene venta de antojitos dos veces al año y cada papá dona un alimento o aporta 50 pesos.

En Ciudad Caucel, por ejemplo, están pidiendo cuotas que van de 200 a 400 pesos, y en una primaria pública de la colonia Alemán cobraron 400 pesos en forma obligatoria para asegurar el cupo.

En jardines de niños están cobrando hasta 400 pesos, mientras que en la secundaria técnica número 56 pidieron 500 pesos para inscribirse, según reportes.

Tenemos asimismo reportes de que algunas escuelas están cobrando además inscripción, lo cual es ilegal.

Por último, el legislador federal Torres Rivas señaló que algunas personas están confundiendo a los papás al afirmar que la Reforma Educativa los obligará a hacerse cargo de todos los gastos de la escuela, lo cual es completamente falso.