miércoles, 20 de julio de 2016

02:23:00
Bajo Reserva Exprés / 20-VII-16


Con muchísima atención miran en el PAN el reciente giro estratégico de Andrés Manuel López Obrador frente al PRD: la posibilidad de una alianza para las elecciones presidenciales del 2018.

Nos explican que la lectura panista es que don Andrés Manuel pretende descarrilar la posible coalición entre panistas y perredistas para el 2018, de por sí complicada para las tensiones internas y los anticipos sucesorios en ambos partidos.

Desde distintos sectores azules, nos dicen, esperan la posición oficial de la nueva dirigente del sol azteca, Alejandra Barrales, frente al guiño lopezobradorista. Por lo pronto, la dirigente abrió la posibilidad de diálogo con AMLO pero sin condiciones.

¿Será más atractiva para el PRD la reconciliación de las izquierdas y aprovechar el impulso del tabasqueño o generar un frente opositor con el PAN?, se preguntan inquietos los panistas.