domingo, 13 de noviembre de 2016

22:18:00
BACA, Yucatán, 13 de noviembre de 2016.- En otras acciones de sus labores de gestoría, el diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín supervisó la pavimentación de 14 calles y la construcción de más de 8 mil metros cuadrados de aceras en la cabecera municipal, como parte de los trabajos de renovación urbana que se harán en ese municipio de la zona henequenera.

Las obras se realizan con una partida que gestionó el legislador yucateco en la Cámara de Diputados y se etiquetaron para este año.

Ante numeroso grupo de vecinos, alcaldes y ex alcaldes y comisarios ejidales y municipales, Ramírez Marín anunció que las obras en Baca no son un hecho aislado, sino parte de un plan para mejorar las imagen de los municipios cercanos a la costa norte, a fin de convertirlos en un corredor urbano que resulte atractivo para hacer que se instalen de manera permanente los extranjeros y residentes que vienen atraídos por las playas.

El objetivo, dijo, es mejorar la imagen y los servicios de esos municipios para propiciar también la instalación de empresas y generar empleos de calidad, bien pagados, pues la prioridad, apuntó, es mejorar el ingreso de las familias.

Acompañado de los alcaldes y los vecinos, Ramírez Marín supervisó la repavimentación de calles en la cabecera municipal.

El vicecoordinador parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados confirmó que hay empresas interesadas en invertir en proyectos de energía solar y eólica en esa zona, que demandarán técnicos e ingenieros que deben surgir de los institutos tecnológicos y representen empleos mejor pagados.

“Esta zona está en la mira de los inversionistas. Hay todo un abanico de oportunidades desde Progreso hasta Dzilam Bravo, que los municipios cercanos a la costa deben aprovechar. Así como apoyamos a Baca, lo haremos también con Chicxulub Puerto y  Dzemul y luego seguiremos con Telchac Pueblo, Ixil y Chicxulub Pueblo, entre otros municipios”, afirmó el legislador, ante los aplausos de los vecinos.

El alcalde de Baca, Joaquín Xuffi Cárdenas, agradeció al diputado Ramírez Marín por gestionar recursos para el municipio y, en general, por todo el apoyo que les brinda, ya que, por ejemplo, recordó que en diciembre pasado entregó cientos de despensas a los parcelarios y ahora auspicia la construcción de pisos firmes en las comisarías de Tixcuncheil y San Isidro Kuxub.

“Con su trabajo nos demuestra que es un gran aliado de los municipios, que sabe escuchar a la gente, que responde con hechos y que no sólo apoya a determinados grupos, sino a todos los que se acercan a usted. De verdad diputado, no hay palabras para agradecerle lo que hace por nosotros”, expresó el alcalde, ante los aplausos de los asistentes.

Xuffi Cárdenas agradeció también la presencia de los alcaldes de Dzemul, Daniel Gregorio Campos; Telchac Pueblo, Carlos Cabrera Rivero, y de Ixil, Alejandro Córdoba Can, así como de los ex alcaldes de Baca y de otros municipios como Yaxkukul y Mocochá.

“Amigos, ustedes saben que unidos tenemos más fuerza, muchas gracias por acompañarnos en este día de fiesta para Baca, saben que cuentan también con nosotros. Este año nos fue bien y estoy seguro que, con el apoyo del diputado, nos irá mejor en 2017”, apuntó el presidente municipal, ante los aplausos de los asistentes.

En el evento, a nombre de los vecinos, Marcos Moo Canul, agradeció a Ramírez Marín por las mejoras que se realizan en el municipio y el apicultor Isidro Pech Canché solicitó azúcar para alimentar a sus abejas afectadas por la sequía. En Baca, dijo, hay 60 apicultores que tienen unas 2,600 colmenas.

El legislador ofreció analizar la petición, igual que otras solicitudes que recibió de otros grupos de productores que lo abordaron al concluir la reunión.

La comitiva se trasladó a la Iglesia, donde ya los esperaba el párroco Daniel Burgos Canché. Durante el recorrido, el sacerdote solicitó apoyo para pintar el edificio y cambiar el piso de dos salones donde se imparten clases de catecismo.

Ramírez Marín ofreció atender ambas peticiones y comentó que es un gusto apoyar la preservación de una joya arquitectónica de Yucatán, como lo es la Iglesia de la Purísima Concepción de Baca.