domingo, 13 de noviembre de 2016

12:02:00
WELLINGTON, Nueva Zelanda, 13 de noviembre de 2016.- Las primeras olas de un tsunami han golpeado la costa este de Nueva Zelanda después de que un sismo de una magnitud de 7.8, seguido de varias réplicas, ha sacudido a las 23.02 horas (11.02 horas GMT) una zona situada a 91 kilómetros al nor-noreste de la ciudad de Christchurch, en la Isla Sur de Nueva Zelanda, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos. Las autoridades neozelandesas reportaron dos muertos, uno en Kaikoura y otro en Mt Lyford y registraron también un tsunami de 2 metros en la Isla Sur.

“Se ha producido un tsunami, la primera ola ha llegado a la costa noreste de la Isla Sur”, indicó el Ministerio de Defensa Civil y Gestión de Desastres neozelandés en su cuenta de Twitter. El Ministerio recomendó a los habitantes de la costa este del país que se desplacen “hacia zonas elevadas o lo más posible tierra adentro”, así como subir a los pisos superiores de los edificios o incluso a los árboles. “Escuchen la radio y sigan las instrucciones de los servicios de emergencia”, añade el mensaje de alerta que avisa de que pueden producirse olas de entre tres y cinco metros.

Las autoridades han recomendado a los habitantes de la costa este de Nueva Zelanda que se desplacen "hacia zonas elevadas o lo más posible tierra adentro", tras producirse el tsunami. (AP)

El temblor de 7.8 grados ocurrió a las 23.02 hora local (11.02 GMT) del domingo y su hipocentro se localizó a 23 kilómetros de profundidad, según el Servicio Geológico de Estados Unidos, que registra la actividad sísmica en todo el mundo. La magnitud e hipocentro del sismo, que se registró a 53 kilómetros al noreste de Amberley y 93 kilómetros al norte de Christchurch, se elevaron tras nuevas valoraciones.

Los servicios de emergencia están evaluando los daños del terremoto, que podría haber afectado algunas casas en la localidad de Cheviot, cerca del epicentro, según el portal del diario New Zealand Herald. Nueva Zelanda se asienta en la falla entre las placas tectónicas del Pacífico y Oceanía y registra unos 14.000 terremotos cada año, de los que entre 100 y 150 tienen la suficiente potencia como para ser percibidos. El 22 de febrero de 2011, al menos 185 personas murieron en un seísmo de magnitud 6,3 que sacudió la ciudad de Christchurch, en la Isla Sur, y causó daños en 30.000 edificios.

La web del gobierno neozelandés, GeoNet, ha afirmado que el seísmo se había notado a lo largo de todo el país por lo que ha puesto en guardia a la población contra las posibles réplicas.

El pasado mes de septiembre, un pequeño tsunami ya afectó a las costas orientales de Nueva Zelanda tras un fuerte seísmo en el mar que no provocó víctimas ni daños.

Este es el segundo gran sismo que sufre esta zona en los últimos cinco años, ya que el 22 de febrero de 2011 la tierra también tembló con un terremoto de magnitud 6.3 en el que murieron 185 personas. Christchurch es la ciudad más grande de la isla sur de Nueva Zelanda.

“Estábamos durmiendo y nos hemos despertado cuando hemos notado que la casa temblaba”, ha declarado a AFP Tamsin Edensor, madre de dos niños de Christchurch. “El temblor ha continuado con idas y venidas e intensificándose”, ha añadido la mujer.

El temblor de tierra ha durado “un largo período de tiempo”, según Edensor, quien ha señalado que no ha visto daños en su calle y que el suministro eléctrico no ha sido cortado. “De momento, hemos notado las réplicas y vamos a comprar reservas de agua por precaución”, ha dicho.

Nueva Zelanda se asienta en la falla entre las placas tectónicas del Pacífico y Oceanía y registra unos 14.000 terremotos cada año, de los que entre 100 y 150 tienen la suficiente potencia como para ser percibidos. (La Vanguardia)