domingo, 13 de noviembre de 2016

11:32:00
XALAPA, Veracruz, 13 de noviembre de 2016.- Tras las elecciones y antes de la llegada de un nuevo titular del Ejecutivo estatal, en Veracruz ya se tenía un vacío de poder: hay tres mandatarios y no hay gobierno: Javier Duarte tiene licencia y se encuentra prófugo; Flavino Ríos Alvarado, el interino, no puede presentarse en público porque lo corretean los inconformes con la administración estatal; y Miguel Ángel Yunes Linares, el electo, rendirá protesta el 1º de diciembre.

En ese vacío de poder provocado por la falta de mando, el palacio de gobierno y Casa Veracruz, sedes oficiales del Poder Ejecutivo, se encuentran ocupadas desde hace 15 y ocho días, respectivamente, por 56 alcaldes del PAN y el PRD que reclaman el pago de fondos federales que ingresaron a la Secretaría de Finanzas del estado y no fueron depositados a los ayuntamientos. 

Javier Duarte, gobernador con licencia de Veracruz (foto: Yahir Ceballos / Proceso), prófugo, y en los recuadros, Flavino Ríos, gobernador interino, y Miguel Ángel Yunes, gobernador electo.

Y sigue desaparecido el Párroco de Catemaco. La Arquidiócesis de Xalapa precisó que la desaparición del cura de la iglesia los Doce Apóstoles, José Luis Sánchez Ruiz, no necesariamente tiene que ver con sus protestas contra la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por altas tarifas en esa región. Pobladores de Catemaco se volcaron a las calles y durante 24 horas realizaron protestas: ocuparon la carretera federal Costera del Golfo, vandalizaron el palacio municipal –el cual incendiaron la noche de ayer– y oficinas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para demandar que las autoridades investiguen la desaparición, ocurrida el jueves pasado. (Eirinet Gómez / La Jornada / Notiver)