martes, 22 de noviembre de 2016

11:31:00
Pedro Echeverría V.

1. La reforma educativa privatizadora en México es una farsa; no porque los funcionarios de la SEP -al estilo Nuño y Schmelkes- sean unos ignorantes o idiotas, sino porque el sistema capitalista del país no  permite una buena aplicación. Hagan lo que hagan, inventen lo que quieran para entretener al país, pero mientras siga la polarizada desigualdad, sobre todo la profunda miseria de la población, cualquier reforma solo servirá a los sectores poderosos y perjudicará de manera automática al 90 por ciento de la población. Se dirá que “estamos contra todo”, pero lo que hagan los funcionarios no resolverá nada en beneficio del pueblo, cuando más será una “reformita distractora” para que los funcionarios sigan cobrando millones mientras termina el sexenio.

2. Nuño/Schmelkes de la SEP quieren concentrar a los niños de pequeñas comunidades en pueblos grandes con escuelas completas. Buscan eliminar a miles de maestros que atienden grupos pequeños de diferentes niveles o todos los grados. Hace algunos años se inventó un autobús con maestros itinerantes, fue un fracaso; ahora se ha propuesto esa medida de arrancar a los niños de sus padres y comunidades para llevarlos a “la civilización” de pueblos mayores o ciudades. Parece que no estaría mal si se garantiza por el gobierno que todos los niños tengan techo, comida, servicios gratuitos –como en un internado cardenistas- durante los cinco días de la semana y no elimina las plazas de profesores.

3. Pero los maestros no somos tan ilusos o esperanzados en creer que los funcionarios de gobierno quieren favorecer al pueblo. Yo sueño con internados cardenistas para hijos de trabajadores porque estuve en uno de secundaria durante tres años y no olvido lo maravilloso que fue. Pero no hay que olvidar que la política de los gobiernos desde1969 es cerrarlos todos (eran unos 80 y hoy apenas quedan 10) porque “son nidos de comunistas”. Yo afirmo y reconfirmo que por lo menos, desde 1982 (con el neoliberalismo y la privatización) todas las políticas del gobierno favorecen absolutamente a los empresarios y que en educación lo único que busca Peña Nieto, Nuño y Schmelkes es llenar de planes, programas, asignaturas privatizadoras a todas las escuelas. (22/XI/16)