viernes, 14 de octubre de 2016

21:29:00
CIUDAD DE MÉXICO, 14 de octubre.- La extradición de Joaquín El Chapo Guzmán podría concretarse en enero o febrero del próximo año, afirmó el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales. Sin embargo, la defensa del capo considera que aún tiene varias vías para que no sea entregado a Estados Unidos.

Sales Heredia explicó que aunque está por resolverse un amparo indirecto por este asunto, al cual podrían seguir algunos otros recursos legales, a principios de 2017 El Chapo podría ser extraditado.

"Esperamos que en enero, febrero del próximo año", dijo en entrevista con Carlos Loret de Mola en el programa "Despierta".

El comisionado nacional de seguridad dijo que en el gobierno federal están seguros que Guzmán Loera sí será extraditado.

Renato Sales Heredia, comisionado nacional de Seguridad, habló con Carlos Loret de Mola sobre Michoacán, las riñas en Topo Chico, El Chapo y la Policía Federal.

Sobre el posible nexo del cártel de Sinaloa con la emboscada en Culiacán en la que murieron cinco militares, Sales dijo que se sigue investigando y aseguró que El Chapo "no opera absolutamente nada desde la cárcel".

José Refugio Rodríguez, abogado de Guzmán Loera, dijo sobre la extradición que no se puede decir con precisión el tiempo que llevará el proceso.

"Yo lo veo muy difícil que de aquí a enero tengamos una resolución, estamos a mediados de octubre, aún no tenemos la resolución del juez de distrito", dijo en el mismo espacio informativo.

El abogado explicó que los tiempos para agotar los recursos legales contra la extradición pueden ir mucho más allá de principios de 2017 y sostuvo que tienen instrucciones del capo para "luchar hasta lo último" para evitarla.

Aseguró que jurídicamente pueden evitar la extradición, ya que "no todo termina en México, podemos acudir a la Corte Interamericana (de Derechos Humanos)".

El pasado 26 de septiembre, el juez a cargo del caso celebró una audiencia en la que cerró la recepción de pruebas para iniciar un periodo de reflexión antes de dar su resolución, que en caso de ser favorable a la extradición puede ser apelada por la defensa e incluso pedir la intervención de la Suprema Corte de Justicia.

La cancillería mexicana aprobó la extradición de Joaquín Guzmán Loera en mayo pasado, pero la defensa interpuso dos recursos de amparo en junio para bloquear esta medida. (Milenio)