viernes, 14 de octubre de 2016

18:22:00
CIUDAD DE MÉXICO, 14 de octubre.- El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó por unanimidad la Estrategia Nacional de Cultura Cívica 2017-2023 (ENCCÍVICA), que tiene como objetivo crear las condiciones necesarias para que las y los ciudadanos se apropien del espacio público en un sentido amplio y, con ello, contribuir al fortalecimiento de la cultura democrática.

El Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, subrayó que esta propuesta permitirá al INE contribuir a la construcción de una cultura democrática en la que la ciudadanía no pierda su capacidad de indignación frente a las profundas desigualdades e injusticias de nuestra sociedad e incluso de violencia, que permea en muchos ámbitos de la vida social y de manera trasversal.

“Se trata de impedir que en el México del mañana, la desigualdad, la injusticia y la violencia que hoy nos aquejan gravemente se asuman, sin más, como parte ordinaria y normal del paisaje político, económico y social de nuestro país”, afirmó.

Se trata de impedir que en México, la desigualdad, la injusticia y la violencia se asuman como parte ordinaria y normal del paisaje político, económico y social de nuestro país: Lorenzo Córdova.

Lorenzo Córdova dijo que la Estrategia busca una ciudadanía que “se apropie y ejerza de manera responsable sus derechos en general y sobre todo los políticos; que contribuya e incida en la discusión pública; y que cree contextos de exigencia a los poderes públicos que favorezcan la estatalidad y la eficacia del Estado de derecho”.

El Consejero Presidente agregó que la instrumentación de la ENCCÍVICA requiere de una amplia y alineada colaboración de autoridades electorales locales, instituciones académicas, organizaciones de la sociedad, partidos políticos y órganos del Estado para incidir en los aspectos que modelan la cultura democrática.

El Consejero Marco Antonio Baños, Presidente de la Comisión de Capacitación Electoral y Educación Cívica, subrayó que “estamos ante un hecho histórico”, pues esta propuesta “se construye a partir de un enfoque de política pública que contiene un amplio diagnóstico sobre los espacios en donde se expresa un desencanto a nuestro modelo de democracia”.

Refirió que la Estrategia propone tres ejes rectores: la verdad, el diálogo y la exigencia. “La verdad, pretende promover la generación y la difusión de la información para contribuir a que la ciudadanía tengan una idea más precisa y completa de su entorno y sus derechos”.

A través del diálogo “se espera que la ciudadanía se consolide no únicamente en su causalidad individual, sino también como un ente colectivo, capaz de articular demandas y proponer soluciones”.

Y el eje estratégico de exigencia busca desarrollar mecanismos y procesos de formación, en donde la ciudadanía no únicamente vigile a las instituciones públicas, sino que también participe activamente en la toma de decisiones en distintos ámbitos de interacción, dijo.

Las Consejeras y los Consejeros reconocieron el trabajo realizado por el Comité de Expertos para la construcción de la ENCCÍVICA 2017-2023, integrado por el Dr. Roberto Javier Gutiérrez López, el Dr. Mauricio Merino Huerta, la Dra. Lourdes Morales Canales, la Dra. María Fernanda Somuano Ventura y el Dr. Francisco Valdés Ugalde.

El Consejero José Roberto Ruiz subrayó que “los tiempos que vive el país requieren que se insista en la vía de la construcción de ciudadanía. Sólo ciudadanos conocedores de sus derechos y del valor del Estado de derecho, convencidos de su constante reivindicación frente a los desvaríos del poder, podrán hacer frente a las varias crisis que nos aquejan”.

Posterior a su aprobación, el Instituto emprenderá inmediatamente un conjunto de acciones para la implementación de la Estrategia, invitará a los 32 Organismos Públicos Locales Electorales a establecer mecanismos de colaboración, dado que son actores fundamentales para detonar actividades específicas a nivel estatal, y dialogará con los comités ejecutivos nacionales de los partidos políticos y sus fundaciones, para intercambiar ideas y establecer actividades específicas que fomenten la verdad, el diálogo y la exigencia.

Asimismo, propiciará el establecimiento de alianzas con diversos actores que se considera son fundamentales para el logro de los objetivos y la generación de los resultados esperados en la Estrategia, entre los que destacan: la Comisión Nacional de Derechos Humanos y las comisiones estatales de Derechos Humanos.

También la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas; el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación; el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México; el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.

A su vez figuran los institutos locales de transparencia; los medios de comunicación; el Archivo General de la Nación; el Instituto Nacional de Estadística y Geografía; y la Auditoría Superior de la Federación.

Además de organizaciones de la sociedad civil, instituciones educativas de todos los niveles, centros de pensamiento, sindicatos, asociaciones y gremios de profesionistas, entre otras.

También propiciará el establecimiento de alianzas con universidades y otras instancias académicas y formulará un plan inicial de acciones para el periodo 2017-2018, en la primera semana de diciembre de 2016.

Notas para la elaboración de mensajes

* La Estrategia Nacional de Cultura Cívica (ENCCÍVICA) es el resultado de una deliberación amplia de múltiples actores (públicos, privados y sociales) que participaron tanto en la discusión del diagnóstico que le da sustento al problema de política pública, como en la integración de propuestas para precisar acciones que contribuyan al fortalecimiento de la cultura democrática en México.

* La Estrategia Nacional de Cultura Cívica busca contribuir al fortalecimiento de la cultura democrática de los mexicanos.

* La debilidad de la cultura democrática de las y los mexicanos se expresa en la desapropiación del espacio público misma que puede observarse en la distancia que separa a los ciudadanos de los procesos de la toma de decisiones sobre la vida pública, de la desconfianza sobre el cumplimiento de las normas, y en general, con el desencanto y desafección con la democracia.

* La ENCCIVICA parte del reconocimiento de la desigualdad entre las personas, sus situaciones diferenciadas y los límites objetivos que tiene la participación política en una sociedad fragmentada ideológicamente y segmentada socialmente.

* Los desafíos que enfrenta la cultura democrática de México están ampliamente plasmados en los diagnósticos que contiene la ENCíVICA.

* La ENCCIVICA reconoce explícitamente que la cultura democrática no podrá consolidarse si al ciudadanía no se apropia de los asuntos públicos, es decir: si se niega el acceso a información pública, si no se generan espacios para el diálogo y la deliberación entre diversos actores y si no hay una mayor exigencia sobre los resultados que entregan las instituciones públicas.

* La ENCCÍVICA alienta la acción colectiva por medio de tres ejes que integran el núcleo duro de la política pública: mucha verdad; mucho diálogo; y mucha exigencia

o Verdad: Se refiere a la generación y difusión de información para contribuir a que la ciudadanía tenga conocimiento de su entorno y sus derechos.

o Diálogo: Busca abrir espacios donde se privilegie la interacción, intercambio y discusión de ideas y posiciones entre múltiples actores dentro de un marco de franqueza, respeto y tolerancia. Bajo esta perspectiva la ciudadanía podrá consolidarse no únicamente en su cualidad individual, sino también como un ente colectivo capaz de articular demandas y proponer soluciones.

o Exigencia: busca desarrollar mecanismos y procesos de formación en donde la ciudadanía vigile a las instituciones públicas y participe activamente en la toma de decisiones en distintos ámbitos de interacción.

* Una Estrategia Nacional de Cultura Cívica no debe contemplar exclusivamente las acciones de la autoridad. Estamos convencidos de que la forma de construir una cultura democrática es forjándola desde abajo, desde adentro y transversalmente: desde los militantes de los partidos, las organizaciones de la sociedad civil, los sindicatos, la academia, las escuelas, las empresas, los vecinos de los pueblos, las comunidades, las colonias.

* La Estrategia ha definido ocho líneas de acción construidas sobre la Verdad, el Diálogo y la Exigencia:

1. Generación de conocimiento e información para el ejercicio de la ciudadanía.

2. Difusión, promoción, conocimiento y ejercicio responsable de los Derechos Humanos

3. Apropiación del derecho a saber

4. Creación de espacios para el diálogo democrático

5. Creación y vinculación de redes para el ejercicio democrático

6. Promoción de la cultura cívica en los entornos escolares

7. Exigencia de cumplimiento de la palabra pública empeñada

8. Promoción de la incidencia de la ciudadanía en solución de problemas públicos

* Estas líneas de acción se traducen en 39 acciones específicas recomendadas lo suficientemente ámplias para poder incluirse como tarea de diversas instituciones y para ser apropiadas por diversos actores.

* Convencidos de que la Estrategia funcionará sobre la base de la celebración de acuerdos con los OPLES, partidos políticos y diversos actores, las líneas de acción basadas en esta estrategia son pocas pero suficientes para encarar de manera coordinada el gran problema que representa la debilidad de nuestra cultura democrática.

* La fuerza de estas líneas estratégicas no debe ser contabilizada numéricamente, sino en el hecho de que éstas contemplan el involucramiento de actores claves y diferentes momentos para llevar a cabo acciones determinadas que resultan fundamentales para la construcción de ciudadanía y la reapropiación del espacio público.

* El Comité de Expertos en materia de educación cívica estuvo integrado por cinco expertos quienes fueron aprobados por su trayectoria académica y profesional, así como su probada competencia y experiencia en la formulación de políticas públicas y estudios políticos.

* Los diagnósticos realizados por el comité de expertos están sustentados en fuentes académicas, estudios nacionales e internacionales y datos estadísticos con una alta consistencia metodológica.

* Los cinco expertos se reunieron trabajaron semana a semana para deliberar la mejor vía para deliberar la ruta de la estrategia, incorporando siempre la visión de otros actores como los OPLES y partidos políticos, mismos que se han nutrido de diversos encuentros.

* Se trata de una estrategia ambiciosa, pero factible, que apuesta a una convocatoria amplia (con un objetivo superior) de alcance nacional, bajo el liderazgo del Instituto Nacional Electoral, con el fin de que a partir de la intervención de múltiples actores (públicos, privados y sociales) y del diseño e implementación de programas de acción específicos (que deben reconocer la diversidad de contextos, así como la desigualdad y segmentación social, entre otros elementos), se pueda contribuir a crear las condiciones necesarias para que las y los ciudadanos se apropien de lo público, de la democracia, de sus valores y prácticas.