viernes, 14 de octubre de 2016

21:57:00
MÉRIDA, Yucatán, 14 de octubre.- En el marco de la segunda sesión del Consejo Municipal de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de Mérida, 29 consejeros aprobaron un punto de acuerdo para que las secretarías de Salud y de Educación, y el DIF Municipal de Mérida, trabajen coordinadamente para combatir el problema que representan el sobrepeso y obesidad infantil en Mérida.

El punto de acuerdo, presentado por el Coordinador General de Política Comunitaria, Víctor Hugo Lozano Poveda, en representación del alcalde, Mauricio Vila Dosal, quien es presidente del Consejo, establece que los consejeros se pronunciaron a favor de que estudiantes de las carreras relacionadas con el tema de la nutrición y salud alimentaria, realicen su servicio social en diferentes escuelas de preescolar, primaria y secundaria, acordadas de manera conjunta entre las secretarías de Educación y de Salud y el DIF Municipal de Mérida, a fin de dar seguimiento puntual a los programas preventivos y de educación en esta materia, dirigidos a alumnos y padres de familia.

La anterior propuesta surgió después del análisis del “Estudio Poblacional sobre el estado de Salud y Nutrición de habitantes de la Ciudad de Mérida” que expertos del DIF Municipal y de la Universidad Autónoma de Yucatán, aplicaron a más de 4,000 personas, que publicaron en enero de este año. El estudio señala que el Municipio de Mérida supera la media nacional en las cifras de sobrepreso y obesidad y que en los alumnos de edad preescolar, escolar y adolescentes, se presentan los focos rojos más alarmantes, pues se da hasta el doble de prevalencia de obesidad en comparación con las cifras nacionales.

“Es importante que los grandes, todos los grandes nos den el ejemplo, porque bien podemos comer frutas, pero si tu papá o tu mamá están tomando refresco, pues no”.

En consecuencia a los resultados del Estudio, la directora del DIF Municipal, Loreto Villanueva Trujillo, señaló que el tema de la salud alimentaria es uno de los primordiales que se atienden desde la dependencia que encabeza, también puntualizó que el tema debe ser atendido obligatoriamente porque la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes , así lo establece. Recordó también que el alcalde Mauricio Vila Dosal, firmó en meses pasados la iniciativa “10xlaInfancia” de la Unicef México.

En esta iniciativa se proponen diez puntos para proteger los derechos de la niñez mexicana, entre ellos el fomento a una nutrición y un estilo de vida saludable; en cumplimiento a este compromiso se instaló el Consejo Municipal de Niñas, Niños y Adolescentes y en la segunda de sus sesiones ordinarias, celebrada ayer por la tarde, se sometió a análisis y discusión, las formas para mejorar la nutrición de la niñez meridana.

Loreto Villanueva afirmó que en materia de nutrición el DIF Municipal de Mérida ya dio 43,907 orientaciones alimentarias, impartió 729 talleres de nutrición y llevó a 226 escuelas e instituciones diferentes programas de educación.

A pesar de ello, dijo, el problema del sobrepeso y obesidad infantil ha crecido exponencialmente en los últimos años, de manera que es necesario que en las escuelas haya una persona capacitada, como estudiantes de las carreras relacionadas con el tema de la nutrición y salud alimentaria, que lo detecten, lo atiendan y le den seguimiento, en coordinación con los padres de familia.

En la sesión del Consejo también participaron 11 niñas, niños y adolescentes, quienes manifestaron su preocupación por que en las escuelas venden en grandes cantidades “comida chatarra”, y por la inaccesibilidad al deporte.

“Yo creo que si en mi escuela hubiera un nutriólogo y la escuela me proporcionara este servicio de manera gratuita, sí lo aprovecharía, iría muchas veces con él para que me dé una dieta balanceada. Y creo que si vendieran frutas en mi escuela, la mayoría no la compraría, pero si empezamos a generar conciencia en los niños pequeños sobre la importancia de comer frutas, ellos sí lo harían” comentó la niña Ivonne Montserrat Barrientos Carrillo.

“Yo creo que todos debemos de comer frutas y verduras, la mayoría de todos comen mucha chatarra y eso es malísimo porque nadie se nutre, por eso creo que la mayoría de todo el mundo debe de hacer ejercicio y comer bien para fortalecerse y ser más fuertes que hoy”, comentó la niña Sofía Zavala Vera de 9 años de edad.

El niño Emilio Isaí Alonzo Barahona expresó: “Es importante que los grandes, todos los grandes nos den el ejemplo, porque bien podemos comer frutas, pero si tu papá o tu mamá están tomando refresco, pues no”.

“Creo que muchas veces las personas compran papitas y paletas porque las vio en un comercial en la tele, entonces yo creo que hay que reducir el número de comerciales de comidas chatarra y golosinas” agregó Jimena Hernández Dávila, de 11 años de edad.

El punto de acuerdo aprobado por unanimidad ayer por la tarde será sustentado y enriquecido con las intervenciones que se dieron en el transcurso de la sesión. Algunas de ellas son: procurar espacios donde se puedan llevar a cabo actividades deportivas, mejor acceso a agua potable, capacitación y vinculación con docentes para ampliar el tema de educación alimentaria en las escuelas, entre otras.