viernes, 14 de octubre de 2016

17:00:00
MÉRIDA, Yucatán, 14 de octubre.- Alrededor de las 14:30 horas, dio inició la Sesión Solemne realizada en la Sala de Sesiones del Tribunal Electoral del Estado de Yucatán, donde fue electa por unanimidad de votos como Magistrada Presidenta de este Órgano Jurisdiccional, la Licenciada Lissette Guadalupe Cetz Canché, para el período correspondiente del 15 de octubre de dos mil dieciséis al 14 de octubre del dos mil diecisiete.


La ahora electa Magistrada Presidenta, declaró que asume esta nueva labor con “compromiso y responsabilidad siempre apegada a los principios rectores que la ley mandata, con plena autonomía, probidad, eficiencia, imparcialidad, objetividad y profesionalismo,”; al mismo tiempo afirmó que este compromiso es con la sociedad yucateca y con la democracia, con el fin de mantener la seguridad y garantía del ejercicio de los derechos político electorales de cada hombre y mujer de este Estado.

La Magistrada, cuenta con toda la experiencia necesaria, tanto profesional como personal,  para cumplir los retos que se imponen a diario en la labor electoral, prevaleciendo su autonomía para continuar de manera eficaz y eficiente en la impartición de justicia para la resolución de las controversias que se pudieran presentar en los proceso electorales, en la elección de las autoridades ejecutivas y legislativas en nuestro estado, todo esto con el fin de mejorar y contribuir a un mejor desarrollo institucional con una visión firme y proyectada, para seguir contribuyendo a la definitiva formación de un estado de ciudadanos conocedores de sus derechos y obligaciones.

Por último, la Presidenta electa reconoció la tarea realizada por los Magistrados Presidentes anteriores, al Abogado Fernando Bolio Vales y al Licenciado Armando Valdez Morales, ya que, como bien dijo,  ha sido una labor difícil y aún existe un largo camino por recorrer, pero sin embargo confía en que los proyectos anteriores, actuales y los futuros que han de emprender en el transcurso de este año, serán de utilidad para la democracia en el estado y la nación, y de esta forma lograr el pleno reconocimiento y confianza de los ciudadanos a la labor que realiza este Órgano Colegiado. (Boletín)