martes, 14 de junio de 2016

19:46:00
CIUDAD DE MÉXICO, 14 de junio.- En el Día Mundial del Donante de Sangre, el ISSSTE exhorta a sus casi 13 millones de derechohabientes y a toda la población, a conformar una red altruista de donadores voluntarios, regulares y sanos, que hagan de esta práctica un mecanismo de ayuda humanitaria para brindar oportunidades de vida y salud a miles de personas enfermas o accidentadas.

Pacientes con padecimientos crónicos, terminales, oncológicos, víctimas de accidentes, hemorragias y quemaduras y quienes requieren someterse a trasplantes y cirugías, diariamente dependen de la buena voluntad de quienes gozan de buena salud.

Tú puedes formar parte de este movimiento institucional de donadores altruistas de sangre a favor de la vida. Acude a los bancos de sangre y centros de transfusión sanguínea con que cuenta el ISSSTE en las unidades médicas hospitalarias del país, ahí podrás recibir más información.

Para fortalecer la cultura de la donación de sangre y salvaguardarla para disposición de los derechohabientes que la requieren, el ISSSTE cuenta 44 bancos de sangre y 41 servicios de transfusión en el país, a través de clínicas hospitales, hospitales generales, hospitales regionales y en el Centro Médico Nacional “20 de Noviembre”. Durante el 2015 captó 116 mil 975 donaciones, mientras que el primer cuatrimestre de este año sumaron 29 mil 523.

El Instituto vigila y cumple con protocolos de control de calidad de la Norma Oficial Mexicana NOM-253-SSA1-2012 para la disposición de sangre humana y sus componentes terapéuticos, con lo cual brinda confiabilidad y seguridad a los donantes y a los receptores.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, (OMS), cada año se reciben en el mundo 108 millones de unidades de sangre, mientras que en México, el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea reporta diariamente casi cinco mil donaciones.

No obstante la principal fuente de donadores de sangre en México está conformada por familiares y amigos de los pacientes, cuyo tratamiento requiere de transfusiones o amerita preverlas.

La recomendación de la OMS es promover una base estable de donantes regulares, voluntarios y no remunerados para garantizar un suministro fiable y suficiente de sangre no contaminada.

En este contexto, la meta nacional y de los bancos de sangre y servicios de transfusión del ISSSTE es incrementar las donaciones voluntarias provenientes de ciudadanos sensibilizados y altruistas, para que se sumen a esta práctica solidaria que no implica riesgos para su salud y sí abre posibilidades de recuperación, calidad y tiempo de vida para otras personas.

Algunas buenas razones para ser donador son: regenera la sangre porque el cuerpo “fabrica” sangre nueva”; disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares; con una sola donación se pueden salvar hasta tres vidas, pues cada unidad de sangre se procesa y se extraen eritrocitos, plasma y plaquetas; en cada donación se obtiene un buen análisis médico para garantizar la seguridad y disminuir el riesgo de transmisión de infecciones, todos los productos sanguíneos pasan por exámenes rigurosos y los resultados son totalmente confidenciales.

Entre los requisitos para ser donador se debe considerar lo siguiente: ser mayor de 18 años; pesar mínimo 50 Kg.; tener buena salud en general; presentar una identificación oficial con fotografía; acudir sin tos, gripe, dolores de cabeza o de estómago; no padecer o haber padecido epilepsia, hepatitis, sífilis, paludismo, cáncer, sida o enfermedades severas del corazón; no haber ingerido bebidas alcohólicas en las últimas 48 horas ni haber tenido ningún tipo de cirugía en los últimos seis meses; no haber sido vacunado contra hepatitis o rabia en el último año, no haberse realizado tatuaje, perforación o acupuntura en el último año y acudir con ayuno mínimo de 4 horas.