martes, 14 de junio de 2016

15:56:00
MÉRIDA, Yucatán, 14 de junio.- Celia Rivas Rodríguez, presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, destacó en entrevista tras la sesión de este día, durante la cual se aprobó una reforma a la Ley de Transporte en materia de contratación del servicio a través de plataformas tecnológicas (aplicaciones), que lo primero que se tenía que hacer es que éstas pudieran operar en el estado bajo ciertas reglas.

Celia Rivas, presidenta del Congreso (foto: José Repetto)

"Es importante comentar que estas reglas tienen que existir para la sana convivencia de los yucatecos, por temas de seguridad también, es importante que así sea", dijo.

La legisladora del PRI descartó que con esta reforma se prive a la gente de tener un empleo digno, sino que se abre la oportunidad a que mucha gente pueda tener empleo al regularizar esta situación.

Rivas explicó que se tendrán que hacer ciertos trámites para obtener una constancia que expida el Ejecutivo local para que una empresa legalmente constituida y con domicilio en el estado pueda establecerse en la entidad.

El Ejecutivo, indicó, cuenta con 180 días para hacer un reglamento de esta reforma.

Cuestionada sobre una posible iniciativa para regular al Frente Único de Trabajadores del Volante, dijo que son bienvenidas todas las iniciativas que se presenten para su análisis.

Una reportera preguntó por qué no se le concedió una audiencia a los directivos de Uber, a lo cual indicó que el día de ayer los estuvo esperando desde las 10:30 de la mañana.

Respecto al motivo por el cual fue restringido el acceso a la sesión este día, indicó que Protección Civil tiene que cuidar el recinto, que desde temprano se abrió para que quienes quisieran ingresar lo hicieran.

"A un número importante de gente de Uber se les dejó pasar, como ustedes lo pudieron ver", remarcó.

"Es muy importante decirle a la sociedad que lo que estamos haciendo estamos totalmente convencidos que es lo mejor para el estado de Yucatán. Es lo mejor. Yucatán tiene que poner reglas claras para este tipo de situaciones. No queremos que el día de mañana, de momento, haya flotillas con 50 o 100 vehículos de gente que a lo mejor vienen al estado de Yucatán no con buenas intenciones, por eso era tan importante regular", dijo. (José Repetto)