martes, 14 de junio de 2016

14:52:00
MÉRIDA, Yucatán, 14 de junio.- El Congreso del Estado de Yucatán aprobó este día el dictamen de la Comisión de Desarrollo Urbano para modificar la Ley de Transporte del Estado en materia de transporte de pasajeros contratado a través de plataformas tecnológicas, tales como Uber, Ryde & Go, Cabify y cualquier otra que pueda llegar a la entidad.

La iniciativa se aprobó con 16 votos a favor y 9 en contra (foto: José Repetto)

Daniel Granja Peniche, del PRI, destacó que la iniciativa abre la puerta a Uber así como a todas las plataformas de transporte que quieran venir a trabajar a la entidad.

En el debate realizado en el seno de la Comisión, remarcó, se escucharon planteamientos serios para continuar hoy con la discusión de la reforma, que combina elementos tanto de la iniciativa del Ejecutivo Estatal como de la presentada por los panistas, las cuales comparten la esencia de reconocer y sentar las bases para que pueda desarrollarse una nueva modalidad de transporte.

"Damos la bienvenida a Uber, a Ryde & Go y a todas las plataformas tecnológicas que quieran venir a Yucatán", reiteró el legislador.

Granja reconoció al Ejecutivo del Estado por escuchar a los ciudadanos y retirar la iniciativa que contemplaba gravar la actividad de estas empresas con un impuesto de 10%.

De esta manera, destacó, se genera una economía donde la persona puede ser su propio jefe, conducir su auto y trabajar en el momento que quiera.

El diputado destacó que la nueva ley tiene por objetivo el preservar el mayor distintivo del estado, que es la tranquilidad de todos los yucatecos.

"Hoy decimos sí a Uber, pero con orden... Yucatán es un estado de oportunidad para todos y por supuesto que son bienvenidos", dijo, puntualizando que la empresa deberá operar con las reglas de Yucatán, por lo cual exhortó a los propietarios de ésta y otras empresas a trabajar con las autoridades pues el único fin del dictamen es regular una actividad que ya es una realidad en el estado y de cuyo beneficio no hay duda.

David Barrera Zavala, del PRD, dijo que el dictamen recoge el sentir de todo lo que se habló en comisiones, destacando la necesidad de que estas plataformas operen bajo reglas claras y precisas y que no queden en manos de unos, hecho por el que se critica hoy a las ya establecidas.

Entre otros puntos, el perredista destacó que en la discusión se bajó el valor mínimo de los vehículos así como la antigüedad, que será de no más de 7 años y no 5, como se propuso originalmente.

Enrique Febles Bauzá sostuvo que se construyeron coincidencias entre las iniciativas del Ejecutivo y la bancada del PAN, así como con las propuestas de las demás fracciones.

Destacó que es de esperarse que haya visiones distintas, remarcando que hubo apertura durante la discusión.

Febles, del PVEM, destacó la necesidad de regular estas plataformas bajo lineamientos que protejan a Yucatán, expresándose a favor del autoempleo, el emprendedurismo y una mayor oferta en materia de movilidad pero, sobre todo, de la seguridad.

Como presidente de la  Comisión de Desarrollo Urbano, reconoció todo el trabajo y participación realizado dentro de la misma en los últimos días, remarcando que con esta iniciativa se reafirma la autodeterminación de Yucatán en lo relativo a nuestras reglas y que la iniciativa se apega al modelo y espíritu de las plataformas tecnológicas.

Hicieron uso de la palabra seis de los ocho integrantes de la bancada panista.

Raúl Paz Alonzo, Elías Lixa Abimerhi, Beatriz Zavala Peniche, Josué Camargo Gamboa, Moisés Rodríguez Briceño y Manuel Díaz Suárez expresaron en reiterativas intervenciones su desacuerdo con las medidas que regulan el valor mínimo de los vehículos y su antigüedad, así como la facultad que tendrá la Dirección de Transporte de decidir respecto al límite de unidades por aplicación, opinando que estas medidas no resultan en un beneficio para la ciudadanía y abogando en pro de la libre competencia.

"Son las reglas del PRI y no las de Yucatán", dijo Paz, coordinador de los panistas.

Por su parte, Elías Lixa pidió en apasionado discurso a los demás legisladores votar acorde a su conciencia.

A estos señalamientos se sumó la diputada de Morena, Jazmín Villanueva Moo, quien opinó que hubo falta de apertura durante la discusión de la iniciativa, describiendo su aprobación como un "abuso de poder" y "mayoriteo legislativo".

La iniciativa se aprobó con el voto a favor de los 13 diputados del PRI, el del Partido Verde, PRD y PANAL. Hicieron manifiesto su voto en contra los 8 diputados del PAN y la de Morena.

Afuera del recinto, decenas de personas se manifestaban desde antes que iniciara la sesión contra la iniciativa. Aunque solicitaron ingresar al recinto esto no fue posible, según la presidenta del Congreso, Celia Rivas, por cuestiones de protección civil.

Momentos antes de la sesión, los manifestantes intentaron impedir que el policía a cargo del acceso cerrara con candado la reja principal, amenazando con entrar pero siendo posteriormente calmados por los mismos organizadores de la protesta.

A petición de Raúl Paz, se permitió la entrada de una comisión de seis personas a la sesión, la cual se llenó desde temprano. (José Repetto)