martes, 14 de junio de 2016

23:19:00
MÉRIDA, Yucatán, 14 de junio.- Ricardo Carvallo Gómez, director general de Uber México-Sur, se reunió esta mañana con representantes de los medios de comunicación para dar a conocer la postura de la empresa respecto a la iniciativa para reformar la Ley de Transporte, la cual fuera aprobada unas horas después en el Congreso del Estado.

Ricardo Carvallo, directivo de Uber (foto: José Repetto)

"Uber no se va. Nosotros vinimos a Yucatán porque existía ya un interés por la plataforma tanto del lado de generación de empleo como de usuarios que querían una mejor movilidad. Eso lo confirmamos claramente a nuestra llegada", dijo.

El entrevistado aseguró que sí han tenido acercamientos y oportunidades para dialogar con las autoridades, a pesar de que la de ayer fue su primera aparición pública junto con el director de Uber en México, Francisco Sordo, en la localidad.

"Es un esfuerzo que nosotros hacemos a cualquier ciudad o estado al que entramos, de platicar acerca del modelo de negocios, el tipo de servicio que nuestros socios conductores ofrecen, el tipo de oportunidades de autoempleo que se ofrecen dentro de la plataforma, para que ellos tomen la mejor decisión en cuanto a regularnos", explicó.

Específicamente, recordó que se reunió con Roberto Rodríguez Asaf, secretario general de Gobierno, y su equipo a finales de marzo o principios de abril y que hubo mucho acercamiento y buena fe de ambas partes.

La plática con Rodríguez, dijo, fue para presentar el modelo de negocio y hablar sobre cómo se ha dado el tema regulatorio en otros estados.

Sin embargo, expresó que a su parecer no se vieron reflejadas muchas de sus preocupaciones en el producto final de la reforma en la materia, la cual fuera aprobada ayer por la Comisión de Desarrollo Urbano y este día por el pleno.

De los 2,000 socios de Uber en Mérida, dijo que 50% son socios conductores con su propio coche, el de un familiar o bien arrendado y que su ingreso promedio, tomando en cuenta que se trata de un mercado volátil, es de $500 por unas 8 horas de trabajo tras la tarifa que cobra la empresa.

Entre los puntos de la iniciativa con los cuales no está de acuerdo, hizo mención de la limitación al número de vehículos que prestarán el servicio, que éste tenga que ser manejado por su propietario, así como los relacionados con la antigüedad y el valor del coche, proponiendo que en vez de eso se disponga que todos deben tener cinturones de seguridad, bolsas de aire y aire acondicionado, tal como se hizo en Puebla.

"Tratamos de no poner restricciones al acceso a la plataforma. No existe un límite de coches que tú puedas meter porque en verdad nosotros no creemos que exista nada malo con una persona que tenga dos o tres coches que los ponga a trabajar, porque está generando 2 o 3 empleos y le está dando ingresos a dos o tres familias", señaló, indicando que aunque Uber no limita este aspecto no lo promueve, pues su modelo de negocio no está diseñado para flotillas.

Opinó que habría muchas mejores maneras de atacar esa situación que decir que el conductor sea el dueño del coche, tal como poner un límite al número de vehículos que puede tener un socio.

El entrevistado indicó que su preocupación está centrada en la persona que se quedó desempleada, está transicionando entre empleos, trabaja en la construcción y ahora tiene poco trabajo utiliza Uber para complementar sus ingresos.

Destacó que ya tienen un incentivo por proporcionar un servicio de altísima calidad y seguridad, y que muchas de las restricciones que ellos ya ponen en coches van alrededor de eso para garantizar también la comodidad del usuario.

Carvallo aseguró que no vienen a la entidad a imponer un modelo de negocios, sino que se trata de un esquema que existe, es moderno, funciona y genera oportunidades y derrama económica.

"Entendemos y compartimos mucho la preocupación por la seguridad aquí en Mérida, pero creo que la gente sabe que lo más detrimental para la seguridad en un estado es el desempleo... la gente cuando no tiene ingresos y tiene familia puede llegar a desesperarse", dijo.

Uber, dijo, ya ha sido regulado en la Ciudad de México, el Estado de México, Jalisco, Guanajuato y Puebla.

"Tú hoy en día vas a algunos de estos estados, Uber funciona y funciona bien y se están generando todas estas cosas positivas de las que ya estamos hablando", dijo.

El entrevistado señaló que, hasta el momento, no se han reunido con ningún diputado o grupo parlamentario.

Destacó que han tenido mucha presencia en Mérida, sobre todo para apoyar a sus socios conductores, y él viene continuamente, reconociendo que sin embargo no había habido un acercamiento directo con la prensa.

El 8 de marzo, recordó, Uber lanzó su servicio en 6 ciudades simultáneamente, incluida Mérida,  que es donde más rápido han crecido en usuarios y conductores. 

Adicionalmente, mencionó que desde el 30 de marzo la empresa cuenta con una oficina permanente en el Centro, ubicada en la calle 60 entre 49 y 51.

Carvallo acompañó a Francisco Sordo, director nacional de Uber, ayer al Congreso del Estado para la sesión de la Comisión de Desarrollo Urbano donde se aprobó el dictamen que hoy avaló el pleno. (José Repetto)