lunes, 23 de febrero de 2015

01:29:00
Andrés Novelo Basulto

Panistas que exigen libertad de expresión son los primeros en tratar de silenciar los hechos. Si al ser servidores públicos y/o representantes populares tratan así a la gente, no me imagino si no tuvieran fuero.

Patricio Patrón Laviada, quien era el presta nombre de gobernador entre 2001 y 2007, no sabe que todavía goza de un sueldo pagado por la gente de este estado y por los de la militancia de su partido. Por lo tanto, no debe faltarle al respeto a la ciudadanía. Creo que nunca se le dio algún adjetivo calificativo para que él demuestre su educación de esta manera.

Ahora bien, si el sexenio de Patricio nos dejó mil 829 millones de pesos de deuda, ¿a dónde se fue todo ese dinero? ¿Será que a la casa que está cerca de City Center?

Desgraciadamente todos los ciudadanos, me excluyo, están pendientes del primer tropiezo del partido con más militantes del país pero nunca están pendientes de todas las barbaries de los demás. Mucho menos se dan cuenta de a quiénes escogen.

Recalco, exijo y me pongo en solidaridad con Alejandro López Munguía que se trate con respeto a quienes ejercemos la labor de comunicadores. Acepten la crítica, sobre todo exijan derecho de réplica, pero con respeto.