lunes, 23 de febrero de 2015

22:55:00
MOSCÚ, 23 de febrero.- El presidente ruso, Vladímir Putin, declaró que no se debe esperar una guerra con Ucrania. "Creo que este escenario apocalíptico es casi imposible y espero que nunca pase", dijo el líder ruso en una entrevista con el periodista Vladímir Soloviov, transmitida por el canal Rusia 24.

Si los acuerdos de Minsk se cumplen, la situación en Ucrania se normalizará, aseguró el presidente ruso. Los acuerdos de Minsk no son sólo un documento elaborado por las cuatro partes de las negociaciones, sino que están consolidados en las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y han adquirido la forma de un instrumento jurídico internacional", explicó el presidente.

"Creo que este escenario apocalíptico es casi imposible y espero que nunca pase",expresó el presidente de Rusia, Vladímir Putin. (DPA)

Según Putin, mientras los acuerdos de Minsk se cumplan no hay necesidad en recurrir a las "medidas de emergencia", recalcó.


Por otra parte, Putin señaló que los líderes europeos prefieren ignorar algunos elementos nazis que contiene el conflicto en Ucrania, pero al mismo tiempo, subrayó su interés en la solución de la situación en el país eslavo.

"Ellos tratan de no notarlo", afirmó Putin respondiendo a una pregunta sobre si pudo llamar la atención de sus colegas europeos sobre la presencia de la ideología nazi que ha triunfado en Kiev.

"Pero yo diría que tienen un sincero deseo de encontrar una solución de compromiso que daría lugar a una solución definitiva", aseguró el presidente ruso, refiriéndose a sus colegas de Alemania y Francia con quienes se reunió en Minsk.

Putin dijo que ve indicios de que paulatinamente resurge la confianza entre Rusia, Alemania y Francia gracias a las recientes negociaciones en Minsk.

En la capital bielorrusa se aprobó un plan de paz para la región del Donbás el pasado 12 de febrero.

El mandatario ruso instó al presidente ucraniano, Petró Poroshenko, a construir un vínculo con el este de Ucrania "de manera civilizada" y a proteger los derechos e intereses de las personas en el Donbás.

Al mismo tiempo, Putin advirtió de intentos "revanchistas" de reconquistar la península de Crimea, anexada hace un año por Rusia.

Previamente, Poroshenko había anunciado que recuperará el control sobre el "territorio ocupado" por Rusia desde marzo. Occidente criticó la anexión por violar el derecho internacional y estableció por eso una serie de sanciones contra Rusia.

Por otra parte, Putin criticó declaraciones de Poroshenko según las cuales fue el mismo Kremlin el que desató la violencia hace un año en las protestas proeuropeas en Kiev.

"A veces me asombro simplemente por las declaraciones públicas que hace el gobierno en Ucrania", señaló Putin. Poroshenko aseguró que el asesor de Putin, Vladislav Surkov, dirigió a los francotiradores en Kiev para que dispararan contra los manifestantes.

"Eso es un disparate total y absoluto, tan alejado de la realidad que sólo cabe preguntarse cuál será su origen", comentó el mandatario ruso. (rt.com / DPA / Reuters)