lunes, 23 de febrero de 2015

00:21:00
MÉRIDA, Yucatán, 23 de febrero.- Con una Plaza Mérida como hace mucho tiempo no se veía, se presentó el cuarto festejo taurino de la temporada 2014 – 2015 y el tercero en recinto con astados de San Isidro.

Eran las 4:30 de la tarde cuando partieron plaza los matadores Morante de la Puebla, Joselito Adama y Octavio García “El Payo” y la gente seguía a las puertas del coso de Reforma intentando acceder o conseguir un billete debido a la gran aceptación en la taquilla, tan es así que se podía escuchar la frase “Agotado el boletaje”.

La espera llegó a su fin, el diestro sevillano Morante de la Puebla salía al ruedo vestido con burdeos y oro para “ajusticiar” al primero de su lote, un astado de nombre Maya, el cual pesaba 500 kg y se presentó de una manera muy difícil, ya que el maestro de La Puebla del Río no pudo lucir sus dotes en el ruedo, pues para acabar le dio la muerte al quinto muletazo.

El matador Morante de La Puebla con su primer astado de la tarde. (Fotografía: Eduardo Cervera) 

El segundo de la tarde, de 480 kg y de nombre Jipi Japa, perteneciente al matador mexicano Joselito Adame, quien vistió palo de rosa y plata con remates negros, logró que el público se estremeciera debido a la excelente faena que se pudo dar con él, antes de finalizar con el tercer tercio el respetable ya estaba ovacionando al matador mexicano, quien le dio fin a su astado al segundo muletazo y fue recompensado con una oreja.

El matador Joselito Adame con su primer toro de la tarde (Fotografía: Eduardo Cervera)

La oreja promulgó como triunfador de la tarde al matador mexicano.

Joselito Adame agradeciendo su oreja y dando vuelta al ruedo con su cuadrilla. (Fotografía: Eduardo Cervera)

El tercero de la tarde, de nombre Yucatán y con 480 kg, fue para el torero mexicano Octavio García “El Payo", quien tuvo una excelente faena, su vestimenta estuvo conformada de azul purísimo y oro, mató al tercer muletazo y salió con ovación. 

“El Payo” surtiendo al primero de su lote. (Fotografía: Eduardo Cervera)

En el cuarto de la tarde, la suerte mejoró para el diestro sevillano, ya que tuvo un toro de mayor calidad y de nombre Sevillano, haciendo alarde a quien lo torearía, pesando 490 kg. Fue una faena “buena pero difícil”, el toro fue servido al segundo muletazo logrando clavar solo ¾. Y terminar con división por parte del público.

Morante de La Puebla con el segundo de su lote. (Fotografía: Eduardo Cervera.)

Morante de La Puebla saludando a la cámara de Libertad de Expresión Yucatán. (Fotografía: Eduardo Cervera)

El quinto de la tarde fue el burel de nombre Don Fernando, perteneciente a Joselito Adame, el cual pesó 505 kg. Joselito logró hacer muy buenas faenas, a pesar de que el toro cayó al tercio ya sería descabellado, Joselito lo logró levantar, a pesar de una gran ovación y ver La Plaza llena de pañuelos blancos, el Juez de Plaza M.V.Z Ulises Zapata negó el premio, por lo que fue abroncado, solo pudo dar dos vueltas al ruedo tras fuerte petición con aviso.

Joselito Adame con su segundo de la tarde. (Fotografía: Eduardo Cervera)

Para terminar esta gran tarde de toros, salió el sexto de la tarde de nombre Chapeteado de 490 kg. Perteneciente a Octavio García “El Payo”, quien logró dar una muy buena faena y dándole la muerte al primer muletazo.

“El Payo” a punto de dar muerte al último de su lote. (Fotografía: Eduardo Cervera)

Cabe destacar la excelente participación del banderillero yucateco César “El Lápiz” Domínguez, quien puso de manera perfecta seis pares de banderillas.

En síntesis

Se registró un lleno total en la plaza.

Morante de La Puebla no tuvo materia prima para mostrar su experiencia.

Los toros de San Isidro, bien presentados, nobles y flojos en general, de los que destacó el 2o. por su calidad. Pesos: 500, 480, 480, 490, 505 y 490 kilos.

Los resultados

Morante de la Puebla: Silencio y división. 
Joselito Adame: Oreja y dos vueltas al ruedo tras fuerte petición con aviso.
Octavio García "El Payo": Ovación y vuelta tras petición.
El juez de plaza fue abroncado al no conceder la oreja que pidió el público para Adame tras la muerte del quinto de la tarde.
En entrevista con “El Payo”, nos comentó que fue una muy buena tarde pero que él esperaba salir de hombros por la puerta grande.

Se agradece especialmente a la Señora Empresaria Diana Peniche Marenco por todas las facilidades otorgadas. (Eduardo Alejandro Cervera Pérez)