jueves, 25 de enero de 2018

03:05:00
LONDRES / PERÚ, 25 de enero de 2018.- La larga estadía de Julian Assange en la embajada ecuatoriana en Londres está teniendo un impacto "peligroso" en su salud física y mental, de acuerdo con sus médicos.

La pareja renovó el llamado para que el fundador de WikiLeaks tenga acceso seguro a un hospital de Londres, informa The Guardian.

Ayer el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, calificó  como “una piedra en el zapato” la permanencia del fundador del portal Wikileaks, Julian Assange, en la Embajada ecuatoriana en Londres. (Foto The Guardian)

Sondra Crosby, doctora y profesora asociada de la Facultad de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Boston, y Brock Chisholm, un psicólogo clínico consultor con sede en Londres, examinaron a Assange durante 20 horas en tres días en octubre del 2017 y elaboraron una nota con una valoración de su salud. En el artículo también participó Sean Love, médico en entrenamiento del Hospital de Boston.

“La opinión del grupo de trabajo es que la Embajada no está equipada para una detención prolongada y carece del equipo o las instalaciones médicas necesarias para proporcionar un ambiente razonable para el Sr. Assange, determinación con la que estamos de acuerdo”, dicen los especialistas, quienes consideran que “la incertidumbre prolongada de la detención indefinida inflige un trauma psicológico y físico profundo por encima y más allá de los estresores esperados del encarcelamiento”.

Según Crosby, Chisholm y Love, el deterioro actual de esas condiciones de estadía en Assange puede desencadenar “ansiedad severa, niveles patológicos de estrés, disociación, depresión, pensamientos suicidas, trastorno de estrés postraumático y dolor crónico, entre otros”.

“Si bien los resultados de la evaluación están protegidos por la confidencialidad médico-paciente, es nuestra opinión profesional que su confinamiento continuo es peligroso física y mentalmente para él y una clara violación de su derecho humano a cuidado de la salud”, manifestaron los especialistas.

Según The Guardian, desde su ingreso a la Embajada de Ecuador, Assange también ha presentado problemas en su hombro, por lo que requiere ser analizado con una resonancia magnética.

Además, se ha manifestado un problema pulmonar. En el 2015 el Gobierno de Reino Unido ya rechazó una solicitud para que el fundador de WikiLeaks fuera llevado a un hospital para recibir tratamiento.

Otra alternativa sería permitir que un grupo médico ingrese a la Embajada, pero el tamaño del equipo necesario parece descartar esta opción. Las condiciones médicas son una cuestión de privacidad, pero un representante de Assange dijo a The Guardian que había aprobado que Crosby, Chisholm y Love escribieran un artículo sobre el tema.

La revelación del estado de salud de Assange se produce después de que el 11 de enero del 2018 la canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa, reconociera que Assange había sido naturalizado como ecuatoriano el 12 de diciembre del 2017. Tras esto, el 20 de diciembre la Cancillería solicitó a Reino Unido que le fuera otorgado a Assange un estatus de agente diplomático en la Embajada en Londres.

Este pedido fue denegado al día siguiente y cuestionado en Ecuador por el uso de la diplomacia en este caso.

La Ministra primero se negó a responder sobre ese trámite, al referir que no haría comentarios sobre rumores, pero finalmente tuvo que admitir que la solicitud de estatus diplomático sí "era una opción que estábamos explorando para darle una protección adicional al asilado". (Gabriela Coba en El Comercio)

0 comentarios: