jueves, 25 de enero de 2018

14:31:00
MÉRIDA, Yucatán, 25 de enero de 2018.- Más de seis mil 500 infantes y jóvenes de Motul, Sinanché y Mérida disfrutaron de la obra Las Incas, autoría de Wilberth Herrera, a través del Programa Nacional de Teatro Escolar, cuya temporada finalizó hoy en el teatro “Daniel Ayala Pérez”.

A nombre del titular de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), Roger Metri Duarte, el director de Asuntos y Servicios Jurídicos, Alejandro Moguel Espejo, acompañado de la dirigente del foro La Rendija, Raquel Araujo Madera, develaron la placa alusiva a las 60 representaciones de esta puesta en escena.

En su mensaje, Araujo Madera invitó a los asistentes a hacer de las artes un hábito, ya que éstas nos permiten comprender el mundo de diferente manera. Además, resaltó la importancia de que los jóvenes tomen precauciones al entablar comunicación con personas desconocidas mediante aplicaciones y redes sociales, temática que abordó la pieza.

El director de Asuntos y Servicios Jurídicos de Sedeculta, Alejandro Moguel Espejo, y la dirigente del foro La Rendija, Raquel Araujo Madera, develaron la placa alusiva a las 60 representaciones de "Las Incas".

La última función para cerrar el ciclo contó con alumnos de las Escuelas Secundarias Estatal República de México y Técnica número 71, así como del Centro Escolar Rochavi. La travesía inició el 16 de noviembre del 2017 por los tres municipios referidos y en total participaron como espectadores seis mil 528 educandos de 35 instituciones.

Las Incas, bajo la dirección de Andrea Herrera, narra la historia de las hermanas Lara, Baltazara, Sara, Mara, Yara y Clara, conocidas en la colonia Alemán como “las incasables”. Las interpretaciones están a cargo de Karminia Pérez, Anahí Cisneros, Elidé Uc, Fernanda Bolivar y Yaremi Miranda, respectivamente.

La última función en que los estudiantes disfrutaron de las peripecias de "las incasables" de la Alemán, las hermanas Lara, Baltazara, Sara, Mara, Yara y Clara.

Debido a esa situación, deciden buscar esposo enviando correspondencia a una revista para conocer al marido perfecto, quien sería José López, escenificado por Tenoch Molina. Sin embargo, éste resulta ser un enfermo mental que huyó del psiquiátrico y es perseguido por el doctor Ortiz, encarnado por Antonio Baeza.

El montaje incluye una serie de enredos y confusiones que descubren la suplantación de identidad, así como los conflictos entre hermanas y el peligro del uso de los datos privados. Posterior a cada espectáculo, la Fiscalía General del Estado (FGE) dio una plática a los estudiantes, para que participen en la prevención de delitos en el mundo virtual.

Acudieron al acto el director de Desarrollo Cultural y Artístico de la Sedeculta, Alejandro Pérez López; el coordinador del Programa Escudo es Cultura del Centro Estatal de Prevención Social del Delito y Participación Ciudadana (Cepredey), José Luis Chan Sabido, y la titular del Centro Cultural Imagine, Siria Ayala Campos. También, a nombre del director de Prevención del Delito de la FGE, Eduardo Leal Franco, asistió Luis Manuel Rosado Sánchez.

0 comentarios: