lunes, 26 de septiembre de 2016

18:43:00
MÉRIDA, Yucatán, 26 de septiembre.- El arte es, junto con la ciencia y la filosofía, una manera válida de ver, entender y vivir la realidad, así como contribuir al bien de la sociedad, aseguró la encargada del Despacho de la Escuela Superior de Artes de Yucatán (ESAY), Gladys Cervantes Alpizar.


Durante la ceremonia académica con la que se celebró la graduación de la generación 2012 – 2016 de la Licenciatura en Artes Musicales de la casa de estudios, la maestra destacó que los 24 egresados consiguieron en la profesionalización su desarrollo individual y una forma de cooperar con el bien común.


Indicó que con estos nuevos especialistas la Escuela ve cumplida su misión una vez más y confirma que los frutos de sus años como institución formadora contribuyen a enriquecer el capital humano que demanda nuestro futuro como nación y como sociedad.

"Ustedes que concluyen el tránsito por nuestras aulas, que cierran con esta ceremonia largas jornadas de ensayos, aprendizajes y ensambles, son las huellas del primer gran proyecto regional de profesionalización de artistas y dan muestra que el arte es, junto con la ciencia y la filosofía, una manera válida y maravillosa de ver, entender y vivir la realidad”, destacó.

A su vez, el director de Artes Musicales, Álvaro Vega Díaz, puntualizó que el 95 por ciento de los egresados laboran en su ámbito de formación profesional, tanto en Yucatán, como en estados vecinos y actualmente varios continúan con estudios de posgrado en el extranjero.

Esta generación se destaca por ser la fundadora de la Orquesta Sinfónica “Gustavo Río Escalante” de la ESAY, a través de la cual han podido hacer significativo su aprendizaje con conciertos establecidos al cierre e inicio de semestre.

Por su parte, el egresado con el mejor promedio, Judá Espinosa Alvarado, expuso que a través del arte se puede llegar a lugares que parecen inalcanzables, así como luchar por la dignidad humana y el derecho a ser libres, y sobre todo por un mejor país, futuro y presente.

El programa incluyó la interpretación en guitarra de Andrea Lucía Carrillo Herrera, quien tocó la pieza “Usher valse opus 29” de Nikita Koshkin, con la que dio muestra del nivel obtenido con una visión contemporánea, amplia y versátil.

Integran la generación 2012 – 2016 por canto, Julia Arcudia Villalobos y Wendy Carrillo Pérez; violonchelo, Alberto Pelisier López; guitarra, Andrea Carrillo Herrera, Rosa Nava Méndez, Judá Espinosa Alvarado y Aderak Godínez Espinosa; violín, Diego Coral Hernández, Amairani Guevara Díaz, José Zapata Blanqueto y Alba Martín Magaña, así como trombón, Miguel García Moreno.

Por composición, Irving Chi Borges, Jorge Juárez Tejas, Jonathan Paredes Flota y Mario Ituriel Us Mariscal; viola, Ricardo Huchim Pech y Joel Rodríguez Solís; piano, Jorge Piña Sosa, Sofía Conde Ávila, Daniel Sánchez Padrón, Aarón Sánchez Yerves y David Sánchez Uicab, y por Clarinete, César Reyes Jiménez. (Boletín)