lunes, 26 de septiembre de 2016

01:30:00
Pedro Echeverría V.

1. “La panista Margarita Esther Zavala Gómez del Campo ocupaba una mesa del café Nueva Central en esta ciudad cuando un comensal se levantó de su lugar y gritó: (Felipe) Calderón y su esposa no son bienvenidos en Juárez. Decenas de personas que cenaban aplaudieron al de la voz, quien iba acompañado por su familia y prefirió no identificarse. El hombre sostuvo que los juarenses no olvidan los miles de muertos que ocasionó el gobierno del panista en Chihuahua y Ciudad Juárez en particular, con su supuesta guerra contra el narcotráfico”. Recordaron a cientos de “las mujeres muertas de Juárez” y a los jóvenes asesinados en Salvarcar.

2. Si adoptáramos esa conducta de los indignados juarenses, de repudiar a todos los políticos ladrones y asesinos, ya no habría lugar para ellos en los sitios públicos, viéndose obligados a llevar una máscara o no acudir más a un restaurante, homenaje o mitin porque no faltarán agrupaciones que con gritos y pancartas les exijan que se retiren. Y es absolutamente justo porque muchos políticos que han dañado al pueblo, en vez de estar en la cárcel o exiliados, se pasean campantes con sus familias como cualquier persona honesta. Me parece que a esos tipos no hay que dejarlos ni respirar.

3. Si todos los mexicanos actuáramos como los juarenses cientos de políticos del PRI, PAN, PRD, tendría que abrir cafés y restaurant exclusivos rodeados o acordonados por militares para evitar que algún ciudadano no identificado se acerque al lugar. ¿Puede olvidarse que el panista Fox en 2006 decretó el desafuero contra López Obrador para impedir su candidatura presidencial y donde se paraba Fox era repudiado por la gente obligándolo a retirar el desafuero? Me parece que esto de los repudios a políticos corruptos es una maravilla ya que demuestran que el pueblo empieza a despertar.

4. Puta, en México hay personajes del PRI, PAN, PRD, que llevan 20, 30, 40 años encaramados en los tres poderes de Estado cobrando salarios millonarios, así como líderes funestos, haciendo más miserables y oprimiendo a los trabajadores. Algunos personajes que en sus primeros años fueron de izquierda criticaban al PRI porque muchos de sus líderes (Fidel Velázquez, por ejemplo) llevaban décadas en el poder. (En el PAN es por familias distinguidas la dominación) En el PRD hay personajes que llevan –desde antes de la Reforma Política de 1977- ocupando cargos.

5. Personales como Gamboa Patrón, Beltrones, Chuayffet y cien políticos más del PRI, PAN, PRD, llevan más de 30 años colgados de la ubre del presupuesto mamando a su gusto y, la mayoría de ellos, han clavado a sus hijos y parientes a continuar chupando a la sombre de sus progenitores. Otros: los expresidentes de la República, los exministros de la Corte, después de mal gobernar han sido jubilados con millones de pesos y servicios de seguridad. La ciudadanía debería repudiarlos como los habitantes de Ciudad Juárez por ladrones, asesinos o, por lo menos, cómplices.

6. Y el colmo de los colmos: el multihomicida Felipe Calderón parece haber arreglado con el presidente Peña Nieto la sucesión presidencial. Después de conocer el magnífico libro “El Amasiato” de Álvaro Delgado, que con mucho detalle periodístico expone un pacto de intercambio de votos entre Felipe Calderón y Peña Nieto, para obtener ambos la Presidencia, no puede alguna persona cuerda, con un grado de inteligencia, seguir pensando en eso que llaman democracia mexicana y mucho menos pensar en el PRI o el PAN sin darle ganas de vomitar. Los votos siempre valen un carajo.

7. Recordando que los maestros de Oaxaca renuevan cada tres o cuatro años -desde hace varias décadas- a todo su comité ejecutivo vigilando que quienes han ocupado un cargo no ocupen otro y regresen a sus escuelas. Pienso que el partido Morena debe renovar cada cuatro años a sus diputados, senadores, directivos y convertir a los que concluyen en activistas y organizadores de base en sus centros de trabajo. Así se acabaría la burocracia y los privilegios partidarios. Políticos como Noroña, Bartlett, Sansores, Encinas y otros, con gran cantidad de experiencia y conocimientos, deberían organizar escuelas de cuadros de análisis y reflexión. (25/IX/16)