lunes, 30 de septiembre de 2013

17:38:00
GUERRERO, México, 30 de septiembre.- Unos 300 damnificados albergados en la escuela primaria José Martí, esta tarde bloquean el libramiento a Tixtla, al norte de Chilpancingo, para exigir que no sean reubicados a otro refugio temporal.


Denunciaron que sin ningún aviso, esta mañana personal del Ejército Mexicano les solicitaron abandonar el inmueble educativo, argumentando que el plantel debe reanudar sus actividades escolares a mas tardar mañana martes.

Los padres de familia fueron sacados a la calle con todo y sus hijos, luego que la directora del plantel María Rafaela Alvarez Anica, solicitó el apoyo de los militares para desalojar a los damnificados que se negaron a ser reubicados en un lugar que rechazan porque se encuentra en un lugar de alto riesgo para sus hijos. 

Los damnificados en respuesta sacaron sus pertenencias sobre el viejo libramiento a Tixtla, y mantienen bloqueada esta vía de comunicación hasta que el presidente municipal, Mario Moreno Arcos, acuda a dialogar con ellos.

La mayoría de los damnificados son de la barranca Las Calaveras, una de las zonas más devastadas de Chilpancingo por las lluvias de la tormenta tropical Manuel.

Pidieron el apoyo al alcalde de este municipio Mario Morano Arcos, para que les reubique en un lugar más seguro, que esperan que él si no les falle, porque dieron a conocer que el ex gobernador de Guerrero, René Juárez Cisneros, --ahora senador plural priísta--, los fue a visitar y les prometió que les buscaría un lugar seguro pero que no les cumplió. 

El gobierno municipal propone que los refugiados de la escuela primaria José Martí, sean reubicados en un salón de fiestas ubicado al sur de la ciudad, a lo que los afectados se oponen, porque temen que los apoyos gubernamentales no lleguen a sus manos. (Carlos Cabrera y Juan Cervantes para El Unniversal)

0 comentarios:

Publicar un comentario