lunes, 30 de septiembre de 2013

16:28:00
ROMA, Italia, 30 de septiembre.- Gonzalo Orquín tenía planeado presentar este miércoles su último trabajo, Triálogo, en una galería de Roma. La obra consta de fotos de parejas homosexuales besándose en distintas iglesias romanas. Sin embargo, el Vaticano censuró la muestra y la inauguración fue cancelada.

A pesar de que el Papa Francisco tiene un discurso amable y de aceptación de la comunidad homosexual, el Vaticano le mandó una carta a Orquín alegando que las fotos en las que se ven a parejas gays besándose en distintas iglesias de Roma van en contra de la Constitución Italiana.

“El texto resguarda los lugares de adoración”, especifica la carta. "Las fotos que no sean adecuadas y no respeten la espiritualidad del lugar de adoración ofenden a los hombres que expresan su fe en las iglesias", agrega el escrito.

“Donde la iglesia ve provocación, yo veo un intercambio de amor, un tipo de comportameinto que genera armonía, no contraste ni polémica. La indignación de la Iglesia Católica es grotesca", opinó el sedicente artista Gonzalo Orquín, que luego de enterarse de la censura, compartió una foto en su cuenta de Facebook donde se ven las imágenes tapadas con negro.

El fotógrafo Gonzalo Orquín, de 31 años, jugó con el tema de "besar a la novia y el novio". "Los protagonistas de las imágenes son amigos o conocidos, y las fotos fueron tomadas dentro de las iglesias barrocas romanas más decorativas, a menudo en la madrugada, con las iglesias abandonadas, a fin de no herir la sensibilidad de nadie. No tuvimos problemas con ningún cura", explicó al diario italiano La Repubblica.

0 comentarios:

Publicar un comentario