lunes, 30 de septiembre de 2013

21:26:00
BUENOS AIRES, 30 de septiembre.- La presidenta argentina, Cristina Fernández, y su colega uruguayo, José Mujica, bautizaron hoy con el nombre "Francisco", en homenaje al Papa, a un nuevo barco que unirá a ambos países, en medio de la renovada controversia por una planta de pasta celulosa.

Ambos mandatarios encabezaron el bautismo del catamarán, perteneciente a la empresa uruguaya Buquebús, en una terminal del puerto de Buenos Aires.

 Mujica, Cristina y el titular de Buquebus, durante la presentación del barco "Francisco Papa". (Télam)

"Esta nave magnífica tiene un magnífico nombre, Francisco, muy simbólico", dijo Fernández en el acto de botadura.


El catamarán, del que Fernández es madrina, es uno de los más rápidos del mundo en su tipo y recorrerá el trayecto Buenos Aires-Montevideo en dos horas y doce minutos a partir del próximo miércoles, con una capacidad para transportar mil pasajeros y 150 autos.

"Me siento como en mi casa", dijo en el acto Mujica, quien aseguró que jamás se debe cometer el "error" de dejar que las "inevitables contradicciones" separen a las naciones latinoamericanas en "las cuestiones esenciales".

Mujica, que viajó esta misma tarde a Buenos Aires, donde también inauguró el "Espacio Uruguay" en la sucursal del Banco de la República Oriental del Uruguay (BROU) en la capital argentina, afirmó que viajará a Argentina "cuantas veces sea para intentar un abrazo de concordancia con el pueblo argentino".

"Tendremos diferencias, podremos tener discrepancias, pero en definitiva todos los presidentes de la región hemos entendido que la unidad es el único camino para poder seguir creciendo, como lo hacemos, en paz", dijo por su parte Cristina Fernández.(EFE)

0 comentarios:

Publicar un comentario