viernes, 16 de febrero de 2018

15:54:00
ADIS ABEBA, 16 de febrero de 2018.- El Gobierno de Etiopía ha declarado este viernes el estado de emergencia en el país, después de que el primer ministro, Hailemariam Desalegn, dimitiese de su cargo el jueves, han informado medios locales. Sin embargo, el Consejo de Ministros no ha indicado cuánto durará ni qué restricciones conllevará la medida.

Hailemariam Desalegn, ex primer ministro de Etiopía. (PA)

Etiopía, el tercer país más poblado de África con 95 millones de habitantes, se encuentra en una crisis social y política tras varios meses de protestas masivas en las regiones de Oromia y Amhara, donde viven los principales grupos étnicos del país, marginados política y económicamente. Esta semana, al menos diez personas han muerto y 11 resultaron heridas en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad durante una huelga de tres días. Las manifestaciones comenzaron  en noviembre de 2015 para protestar contra un plan de expansión urbanística de Addis Abeba en tierras de Oromia, que rodean a la capital. Los oromo, un pueblo tradicionalmente agrícola y seminómada, se alzaron entonces contra lo que consideraban una amenaza a sus medios de vida.

La crisis ha provocado disputas entre los cuatro partidos regionales que conforman la coalición gobernante, el Frente Democrático Revolucionario Etíope (EPRDF, por sus siglas en inglés). Este jueves, el primer ministro, Hailemariam Desalegn, dimitió de su cargo, en el que llevaba casi seis años. "La inestabilidad y la crisis política han llevado a la pérdida de vidas y al desplazamiento de muchos", afirmó el mandatario tras su renuncia. "Veo mi renuncia como vital en el intento por llevar a cabo reformas que llevarían a una democracia y una paz sostenibles" sostuvo. (EFE)

0 comentarios: