jueves, 10 de noviembre de 2016

21:57:00
Pedro Echeverría V.

1. Manlio Fabio Beltrones y sus corifeos del PRI, PAN y PRD –podría decirse el oportunismo en pleno- buscan superar las difíciles condiciones actuales de inestabilidad política “muy peligrosa” que se vive en México, con un planteamiento y un desplegado proponiendo un “presidencialismo moderno” construido por “gobiernos de coalición que le den gobernabilidad y legitimidad” con el fin de controlar y alejar la inestabilidad y surja como resultado “un sistema presidencial”. Sería, a partir de 2018 un “gobierno de coalición” producto de acuerdos políticos que respondieran a “las necesidades más apremiantes del país”. (Ver revista Proceso 2088)

2. Sin duda la clase gubernamental y empresarial ha mantenido un fuerte control del país en cuanto a sectores sociales medios y altos desde hace por lo menos un siglo, pero siente ahora –agravada la miseria y el hambre, el desempleo y los salarios mínimos, las protestas, los secuestros y los asesinatos- que su poder se les puede ir de las manos. Por ello los altos políticos y sus intelectuales inventan ahora los llamados “gobiernos de coalición” para que los partidos firmen más “pactos de unidad por México” y pasen a formar gabinetes de coalición con los dirigentes de varios partidos. Este paso, como sucedió en 1977, es otra unidad contra el pueblo.

3. Ningún partido político (PRI, PAN, PRD y demás) representa al pueblo trabajador explotado y oprimido. Los partidos son camarillas y bandas de políticos y seguidores cuyo objetivo es conquistar cargos e insultantes salarios. Sin duda es propuesta de “gobiernos de coalición” pondrá muy felices a los políticos porque les dará oportunidad de integrarse a gobiernos de otros partidos. Los gobiernos de partidos coaligados sólo beneficiarán a las decenas de miles de oportunistas políticos que se unirán contra los movimientos sociales que rechacen ser controlados. La propuesta encabezada por el corrupto político Beltrones es contra los trabajadores. (10/XI/16)