jueves, 10 de noviembre de 2016

16:27:00
MÉRIDA, Yucatán, 10 de noviembre.- Fuentes confiables dentro del PAN nos informan que Kathia Bolio Pinelo está teniendo serios problemas para ser aceptada por la militancia en su campaña con miras a ser consejera nacional.


Los panistas tienen mucho recelo, pues notan que éste es su primer cargo y ya se mostró "desesperada por la lana", lo cual molesta al militante de a pie, comentan.

Como hemos informado, en meses pasados una asociación civil dio a conocer una grabación de una presunta llamada donde Bolio le dice al senador Daniel Ávila Ruiz cómo ha asignado varias obras a su marido y al constructor Rosendo Ceballos.

En respuesta a dicha revelación, la diputada federal declaró ante un medio local con el que tiene convenio de protección difusión que dicho audio fue armado con partes de varias grabaciones suyas y se dijo víctima de espionaje y "violencia política de género". Este término, precisó después la senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, aplica cuando a una mujer se le impide contender por un puesto de elección popular, recordándole que están expuestos al escrutinio de los ciudadanos.

Kathia tampoco es muy querida por los liderazgos, pues en poco tiempo, se ha peleado con Renán Barrera y Raúl Paz y anteriormente también con Hugo Sánchez Camargo, ex presidente del PAN.

"Es muy traicionera, los liderazgos ya no confían en ella", dicen nuestras fuentes, remarcando que actualmente ella y Daniel están "solos contra el mundo".

Los Consejos sirven "para pura madre"

Sin embargo, nuestras fuentes coinciden el que el Consejo Nacional y el Estatal sirven "para pura madre" desde que Gustavo Madero reformó los estatutos, recayendo el poder de decisión en la Comisión Permanente, la cual es conformada a modo por el presidente en turno ya que, en el caso de la estatal en Yucatán, 20 integrantes son propuestos por él y los otros 10 electos por los integrantes del Consejo.

De esta forma, la única ventaja que tendrían el centenar de consejeros estatales es poder aspirar, en dos años, a formar parte de la próxima comisión permanente.

Aparte de ello, nos señalan, sólo van a aprobar cositas. Sin embargo, aprovechan la coyuntura para posicionarse en la mente del panista y algunos esperan poder chantajear alguna chamba o candidatura una vez electos.

La asamblea municipal de Mérida se celebrará el 20 de noviembre, la estatal en diciembre y la nacional, donde espera contender Kathia Bolio, en enero.

Aunque las mujeres a nivel local no enfrentarán competencia, no todas las que aspiran al nacional quedarán. (José Repetto)