jueves, 10 de noviembre de 2016

11:19:00
CIUDAD DE MÉXICO, 10 de noviembre de 2016.- El exgobernador de Sonora Guillermo Padrés ingresó esta mañana a la zona de juzgados federales en el Reclusorio Oriente de la Ciudad de México, donde su defensa y personal de la Procuraduría General de la República (PGR) y marinos sostenían jaloneos y discusiones por la manera en la cual el ex mandatario sonorense debe presentarse ante el juzgado doce.

Luego de descender de una camioneta Porsche con placas 99 XSX, personal de la PGR se le acercó para notificarle el mandamiento judicial en su contra, Padrés Elías y Antonio Lozano Gracia les indicaron que se presentarían voluntariamente ante el juez de la causa, sin embargo los ministerios públicos y efectivos de Marina los tomaron del brazos y hombros y trataron de encapsularlos lo cual no fue permitido por la defensa del exgobernador, lo cual generó jaloneo porque las autoridades pretendían ingresarlo por la aduana del Reclusorio Oriente, y no como esperaba Lozano Gracia en el sentido de ponerse a disposición del juez de manera personal.

El ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, en el Reclusorio Oriente. (Foto Alfredo Domínguez / La Jornada)

Luego de discutir un poco y tener jaloneos en la zona del estacionamiento, finalmente Padrés Elías entró a los juzgados federales y ya se encuentra en el interior del juzgado 12 de distrito en materia penal.

Minutos después del arribo del ex gobernador al Reclusorio Oriente, en la zona se presentaron elementos del Policía Federal Ministerial de la PGR, quienes se apostaron fuera del acceso del área de juzgados.

Previamente, el sonorense se había presentado en un noticiario para afirmar que es “inocente” y lo “voy a demostrar”. Ahí también informó que se pondría a disposición del juez doce de distrito en materia penal con cede en la Ciudad de México para enfrentar las acusaciones que pesan en su contra y que le formuló la Procuraduría General de la República.

El ex gobernador, junto con su abogado Antonio Lozano Gracia, fueron custodiados por efectivos de la Marina y alrededor de las 9:30 de la mañana se encontraban en la zona de Tlalpan y Periférico para dirigirse al Reclusorio Oriente, en la delegación Iztapalapa, en la ciudad de México.

Padres Elías enfrenta los cargos de operación con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal por un monto superior a los ocho millones de dólares.

En el noticiario declaró que en el juzgado demostrará su inocencia en los cargos que se le han formulado.

Aseguró que había permanecido en la Ciudad de México reuniendo todas las pruebas para acreditar su inocencia y que en ningún momento había salido del país.

Su defensor aseguró que cuentan con las pruebas suficientes para acreditar la inocencia de su cliente y que por esa razón se entregarán en el juzgado en cuestión.

Padrés Elías dijo que lo que le viene es muy difícil, que nunca ha estado detenido y ni siquiera ha tenido que enfrentar una multa de tránsito, señaló que los gobernadores, alcaldes o políticos que son acusados de la comisión de delitos y que sepan que son inocentes de lo que se les acusa deben presentarse ante las autoridades.

Señaló que demandará a Arely Gómez González porque las acusaciones en su contra son de carácter político.

Asimismo, lamentó que la actual gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, no sea investigada por la adquisición de propiedades. (Gustavo Castillo / La Jornada)