domingo, 26 de junio de 2016

03:06:00
MÉRIDA, Yucatán, 26 de junio.- A través de un posicionamiento público, la regidora Milagros Romero Bastarrachea, de Movimiento Ciudadano, hizo manifiesta su gran preocupación por la situación de los abastecedores de carne de cerdo en el mercado Lucas de Gálvez.

Milagros Romero (derecha) con Hugo González, representante de la Fundación México con Valores en Yucatán, y Silvia López, coordinadora de MC (foto: José Repetto: Archivo)

"Doy por cierto de antemano que esta situación es la que se ha replicado en los otros mercados de la ciudad, porque el abandono en el que se encuentran después de haber sido los centros de abastecimiento tradicionales en cada zona, es la misma que la denunciada públicamente", señaló.

"Yo no creo que este grave problema no tenga solución pues esta situación presenta graves aristas que no pueden ser ignoradas por las partes involucradas", añadió la regidora ciudadana.

La primera situación, explicó, es la del monopolio empresarial de Kekén y su prerrogativa de marcar discrecionalmente el precio en el mercado. 

En este punto, opinó que ni a la empresa particular ni al gobierno les conviene caer en un despropósito anticonstitucional que los exhibe y enfrenta con la ciudadanía yucateca.

En segundo lugar, dijo, una de las tradiciones más arraigadas es acudir a los mercados por la carne de cerdo fresca en la que basa nuestra gastronomía.

"No imagino que una buena cochinita pibil tenga como primer paso descongelar la carne empaquetada desde hace varias semanas, acaso Kekén con su gerente Chileno, ¿también pretende tener injerencia en nuestros hábitos?", cuestionó.

Como tercer punto a mencionar, continuó, es que el precio del mercado da como resultado ponerle cuesta arriba a las amas de casa el poder comprar una carne de cerdo fresca, ya que este fluctúa en un precio igual a un día de salario mínimo.

"¿Cómo se justifica que el principal productor de cerdo en el país tenga la carne más cara del mercado nacional?", preguntó la regidora.

Ante esta desproporcionada y crítica situación, señaló Milagros Romero, el gobernador del Estado Rolando Zapata tendrá que voltear a ver a este sector tan vulnerable y en peligro de extinción y otorgarles apoyos especiales para poder subsistir.

"Yo sé que él es un yucatanista sensible y amante de las tradiciones y veo impensable que tenga la frialdad de dejar morir a quienes han sido el pilar económico de todos los meridanos nacidos y educados en nuestro amado terruño", agregó.

Aunado a este problema, siguió, las autoridades municipales tenemos la obligación de entrarle de lleno a subsanar las condiciones antihigiénicas y de inseguridad que prevalecen en las instalaciones del mercado así como revisar las malas políticas de servicio que el rastro de Mérida pudiera estar implementando.

"Todos son clientes del Rastro y no deberemos de aplicar criterios que desestimulen a llevar a los productores a una matanza clandestina. Tendremos que vigilar que se cumpla el objetivo primigenio del Rastro municipal: ser un centro de control e higiene, que garantice el abasto de carne de calidad para los habitantes del municipio de Mérida", dijo.

En este sentido, recordó, se han realizado inversiones recientes en el rastro, pero no para fortalecer los procedimientos eficientes de matanza, sino para alumbrar una cancha de futbol y para adquirir una planta de luz de emergencia, la cual a pesar de costarnos más de un millón de pesos, no funcionó el día en que la energía eléctrica falló por varias horas.

"Ante estas circunstancias, ninguna autoridad que pretenda ser legitimada por sus gobernados deberá voltear la vista hacia otro lado y dejar pendiente este grave asunto que a todos nos duele y que afecta directamente a muchas familias que dependen directa e indirectamente de esta actividad comercial", sentenció.

Milagros Romero aseguró que como regidora de la comisión de Mercados y de Paramunicipales estará participando conjuntamente con otras autoridades municipales y el Alcalde en el apoyo a los conciudadanos.

"Espero que el Gobierno acuda al rescate de la actividad económica y de nuestras tradiciones y a ustedes, ciudadanos yucatanistas, les pido contribuyan en la medida de lo posible en la compra de productos directos del abastecedor para no dejar que se pierdan los mercados públicos y que se sumen a pedirle a las autoridades que cumplamos responsablemente con nuestro deber", finalizó. (José Repetto)