domingo, 26 de junio de 2016

17:26:00
VUELO ARMENIA-ROMA, 26 de junio.- "Nos disculpamos por haber marginalizado a los homosexuales. Martín Lutero fue un reformador. Benedicto es Emérito pero el pontífice es uno solo". Es un Papa que contesta todo a los periodistas en el vuelo de regreso desde Armenia. Francesco encuentra tiempo para hablar también de la Unión Europea tras el referéndum sobre el Brexit y para volver sobre el tema del genocidio armenio, que ha provocado la fuerte reacción de Turquía. Y  todas sus palabras están destinadas a causar controversia.

"La Iglesia se disculpa con los gay y no solo con ellos". "Creo que la Iglesia no sólo debe pedir perdón a los homosexuales, sino que debe pedir perdón a los pobres, las mujeres violadas, a los niños explotados en el trabajo, debe pedir perdón por haber bendecido tantas armas. Los cristianos deben pedir perdón por haber acompañado a tantas malas decisiones ". Así Francisco, en el vuelo de regreso de Ereván, respondió cuando se le preguntó si estaba de acuerdo con el cardenal Reinhard Marx, quien en una conferencia internacional en Dublín dijo que la Iglesia debe pedir perdón a la comunidad gay. "Lo dije en mi primer viaje y lo repito, también repito el Catecismo de la Iglesia Católica - dijo el Papa -: las personas homosexuales no deben ser discriminadas, deben ser respetadas, acompañadas pastoralmente. Se puede condenar cualquier manifestación ofensiva a los demás. Pero el problema es que con una persona de esa condición, que tiene buena voluntad, que busca a Dios, ¿quiénes somos nosotros para juzgarlos? Debemos acompañarlos bien -añadió-, es lo que dice el Catecismo. Entonces, en algunos países y tradiciones, hay otras mentalidades, personas que tienen una visión diferente sobre este problema".

"Las intenciones de Lutero no eran equivocadas." "Creo que las intenciones de Martin Lutero no eran equivocadas. Fue un reformador". Estas son las palabras de Francisco en el vuelo de regreso desde la capital de Armenia, Ereván, y responden a una pregunta sobre el viaje que el Papa hará a Lund, Suecia, por el 500 aniversario de la Reforma. "Tal vez -continuó el Papa- sus métodos eran equivocados. Pero la Iglesia no era un modelo a seguir: había corrupción, mundanidad, luchas de poder. Él contestó. Y dio un paso adelante para criticarla. A continuación, se encontró que que ya no estaba solo. Calvino y los príncipes alemanes querían el cisma. Debemos ponernos en la historia de ese tiempo, no es fácil de entender. Hoy, continúa el Papa, buscamos retomar el camino para reunirnos de nuevo después de 500 años. Orar juntos para trabajar juntos por los pobres. Pero esto no es suficiente. El día de la unidad plena, según alguno, será el día después de la venida del Hijo del Hombre. Mientras tanto, tenemos que orar, dialogar y trabajar juntos para muchas cosas, como la lucha contra la explotación de las personas. En el plano teológico, por último, estamos de acuerdo con los luteranos sobre el tema de la Justificación. El documento conjunto sobre este tema es uno de los más claros. Los hermanos, concluyó aquí el Papa, se respetan y se aman".

"Sólo hay un Papa, Benedicto es emérito." "Sólo hay un Papa. El otro, Benedicto XVI, es un Papa emérito, una figura que no existía antes de él y a la que, con valor, oración, ciencia y teología, abrió el camino. Nunca he olvidado el discurso que hizo a los cardenales el 28 de febrero de hace tres años: "Entre vosotros con certeza está mi sucesor, le prometo obediencia. Y lo ha hecho". Así Francisco respondió a la prensa sobre las declaraciones de Mons. Georg Gaenswein sobre el ministerio petrino que ahora se compartiría entre dos papas, uno activo y uno contemplativo. "No he leído las declaraciones, no he tenido tiempo de ver estas cosas", dice Francisco. "Bendito sea el Papa emérito -explicó-. Él ha dicho claramente aquel 11 de febrero que renunciaba a partir del 28 de febrero, que se retiraba a ayudar a la Iglesia con la oración. Y bendito es en su monasterio, rezando, fui a verlo, lo llamo de vez en cuando por teléfono. El otro día me escribió una cartita, con esa firma suya, expresándome sus esperanzas para este viaje. Más de una vez -ha recordado el Pontífice- he dicho que es una gracia tener en casa al abuelo sabio. También a él se lo he dicho, y él se ríe. Él para mí es el Papa emérito y el abuelo sabio, es el hombre que custodia los hombros y la espalda con su oración. Luego he oído -dijo entonces-, pero no sé si es verdad, pero encaja muy bien con su carácter, que algunos han ido a lamentarse 'pero este Papa...', y él los ha despedido,  con el mejor estilo bávaro, educado, pero los ha echado fuera. Este hombre es así, es un hombre de palabra, es un hombre recto, recto, recto. Es el Papa emérito".

"Europa, después del Brexit, menos masiva." "Hay un aire de división, no sólo en Europa. En los mismos países: Cataluña, Escocia el año pasado. Hay algo que no va en esta Unión 'masiva': tal vez es necesario pensar en una nueva forma de unión, más libre. Pero no debes tirar al bebé con el agua sucia". Así el Papa, en el vuelo de Ereván, respondió sobre el Brexit y los peligros de la desintegración de Europa. "Estas divisiones -dijo el Papa-, no dicen que sean peligrosas, pero tenemos que estudiarlas bien y antes de dar un paso adelante hablar bien entre nosotros y buscar soluciones viables". Francisco dijo no haber estudiado "por qué el Reino Unido ha querido tomar esta decisión. Pero hay divisiones por la independencia, que se hacen por emancipación, al igual que las de los Estados que eran colonias, y hay secesiones. Un paso que debe dar la Unión Europea para recuperar la fortaleza de sus raíces es un paso de creatividad, e incluso de sana 'desunión', dar más libertad a los países de la UE, pensar en otra forma de unión". "Ser creativos - dijo- en el empleo, la economía; es impensable que en países como Italia haya tantos jóvenes sin trabajo. Hay algo que anda mal en esta Unión 'masiva'. Pero no tiremos al bebé con el agua sucia por la ventana ". "Tenemos que re-crear - concluyó-. Re-crear es algo que siempre hay que hacer: y esto da vida y voluntad de vivir. Da fecundidad. Para la Unión Europea, en mi opinión hay dos palabras clave: creatividad y fecundidad".

¿"Los armenios? No conozco otra palabra que genocidio." "En Argentina, cuando se habla del exterminio de los armenios, siempre se usaba la palabra genocidio. No conozco otra. Sólo cuando llegué a Roma oí otra palabra: el "gran mal", la tragedia terrible... Y me dijeron que la otra era ofensiva ". Así el Papa responde a la reacción turca a sus declaraciones sobre la persecución del pueblo armenio. "Por mi pasado con esta palabra, por ya haberla utilizado públicamente, sería muy extraño si yo no la hubiese utilizado en Armenia. Pero no la he dicho con ánimo ofensivo. Yo siempre he hablado de tres genocidios en el siglo pasado: el primero, el armenio, el segunda el de Hitler y el último el de Stalin. Hubo otros, por ejemplo en África, pero estos son los que están en el ámbito de las dos grandes guerras", dijo el Pontífice. "Me preguntaba por qué hay algunos que piensan que éste no fue un verdadero genocidio. Un abogado me explicó algo que me ha afectado mucho, que "genocidio" es una palabra técnica, es un tecnicismo, no es sinónimo de exterminio. Se puede decir exterminio, pero el genocidio implica que haya acciones de reparación". (Repubblica)