martes, 4 de noviembre de 2014

03:07:00
Yo Soy UADY (X)

Juan Acuesta Rodríguez

Ante el hecho consumado, con la elección del nuevo Rector de la Máxima Casa de Estudios, UADY,  José de Jesús Williams, quien fungirá por cuatro años a partir del primero de enero; ante el asombro de numerosos académicos, administrativos y estudiantes, quedó totalmente de manifiesto el control que existe dentro de la Universidad por parte del grupo de los MVZs, puesto que, con éste, será el tercer elemento formado y egresado de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, un grupo que se ha anquilosado en el poder, siendo el precursor del mismo el Sr. Raúl Godoy Montañez.

Dr. José de Jesús Williams, rector electo de la UADY. (Fotos JMRM)

No sólo quedó demostrado un control casi absoluto, sino que también quedó de manifiesto un sistema de elección totalmente acartonado que, quizá, dentro de los próximos cuatro años se pueda someter a un cambio en el cual la comunidad universitaria pueda emitir su voz y su voto para la elección de los próximos rectores.

También quedó totalmente de manifiesto la inmadurez que existe dentro de los miembros del Consejo Universitario, llámense éstos consejeros directores, maestros o alumnos.

Es necesario que se cree una conciencia cívica democrática dentro de la comunidad universitaria; es necesario que los estudiantes sean el punto de partida de la opinión y de la conciencia que deben tener acerca de la vida de cada una de sus Facultades y del conglomerado universitario.

Ante este sistema de elección --sin afán peyorativo--, los universitarios parecen ser como gente de los comisariados en tiempos de comicios, en donde los manejan a su antojo, aprovechando la ignorancia y nobleza de esa gente. Y digo esto con conocimiento de causa, porque en alguna ocasión me tocó trabajar para el Instituto Electoral del Estado y al llegar a la comisaría que me asignaron, observé cómo los humildes personajes del campo rellenaban las ánforas de boletas a favor de un partido; ánfora que obviamente no pude tocar, puesto que esta gente noble, de quienes se aprovecharon, tenía la consigna de entregar personalmente el ánfora en la oficina que les correspondía. Por consiguiente, el oficio y el gafete de un servidor sirvieron para nada y lo mismo, y tuve que acompañar a estos señores a que dieran el ánfora personalmente porque no se atrevieron a confiármela, puesto que tenían la consigna de entregarla ellos mismos y que de no ser así, no iban a contar con los apoyos ofrecidos. 


José de Jesús Williams obtuvo 33 votos, Jorge Zavala, 12 y Antonio González, 7.

Pues bien, a los universitarios tan sólo les quedó abrir su boca, llevarse la mano a la frente y decir en voz casi callada: 'de nuevo lo mismo'.

Me llamó mucho la atención que cuando fue la elección del Sr. Raúl Godoy, la prensa y la radio estuvieron presentes; tan es así, que en la radio de mi auto escuché el proceso y declaraban electo para ser rector al Sr. Godoy, quien por cierto arrasó en esa ocasión, teniendo tan sólo un voto en contra o ninguno; ya no recuerdo.

En la de Alfredo Dájer, tuvo como opositora a la Dra. María Elena Barrera Bustillos, primera mujer que compitiera por la Rectoría de la UADY, obteniendo tan sólo una minoría de votos y quedando como Rector el Dr. Alfredo Dájer Abimerhi.

En esta ocasión, a los medios considerados de menor importancia (sin cámara de video) los guiaron hacia el Auditorio Cepeda Peraza, en el cual vimos a través de una pantalla el proceso, pero llamó mucho la atención que a casi nadie dejaron permanecer en el Patio Central, que contaba con vigilancia privada y de gente vestida de civil para ese cometido.

Vigilancia privada y de gente vestida de civil.

Una vez dado el resultado (Williams-33 votos, Zavala-12 y González Fajardo-7), los simpatizantes del todavía director general de Desarrollo Académico aplaudieron y muchos acudieron a felicitarlo para luego dar una rueda de prensa en la Sala Audiovisual Eduardo Urzaiz Rodríguez, cuya puerta se cerró, fue custodiada y no se le permitió el acceso a algunos reporteros, entre ellos al de Libertad de Expresión Yucatán.

Por suerte, dentro de la sala estuvo un servidor.

Sólo resta desearle al Dr. José de Jesús Williams la mejor de las suertes y que tenga una buena administración y la visión que la UADY requiere, por el bien, no sólo de él, sino de toda la Universidad Autónoma de Yucatán. Y de México.

Felicidades, Dr. José de Jesús Williams.

Es cuanto.