sábado, 5 de mayo de 2018

18:23:00
MADRID, 5 de mayo de 2018.- La popular cantante pop Katy Perry durante su reciente viaje a México decidió visitar la «Fundación Black Jaguar White Tiger» (BJWT). Mientras estaba en el supuesto 'centro de acogida y cuidado de animales', Katy se hizo fotografías sosteniendo crías de tigres y jaguares y las publicó en su perfil de Instagram (imágenes que borró tras la polémica).

(Instagram)

La artista no obtuvo la respuesta que esperaba puesto que numerosos defensores del bienestar animal afirmaron que en realidad BJWT es un albergue «falso» ya que en realidad la fundación no lleva a cabo la misión que presumen al público a través de su página web y sus redes sociales. En lugar de rescatar a felinos de los circos, la cría ilegal y el comercio de mascotas exóticas, en realidad están explotando a estos animales para que los turistas se realicen fotografías cobrando por ello. Los animalistas aseguran que a menudo son separados de sus madres solo para este propósito. Esto se sabe ya que una fundación de este tipo y legítima no abre sus puertas al público ni permite el contacto de extranjeros con los animales exóticos que cuidan.

Si bien es muy probable que la cantante hubiese realizado estas fotografías sin el total conocimiento de la polémica, los animalistas advierten que las celebridades no promuevan este tipo de actividades con crías de animales exóticos. Esta no es la primera vez que estalla este tipo de polémica. Otras celebridades famosas tambien acudieron a BJWT para posar junto a animales exóticos o en peligro de extinción como Khloe Kardashian, Paris Hilton, Kaley Cuoco, Kendall Jenner, The Backstreet Boys o Lance Bass.

Estos recién nacidos no solo son apartados de sus madres, sino que en muchas ocasiones son criados específicamente para este propósito. Una vez que crecen y se vuelven demasiado grandes para posar con turistas, son trasladados a jaulas donde se los incita para que tengaan sus propias crías y así el ciclo continúa desgarradoramente. Incluso, si no cumplen con su cometido, pueden ser sacrificados.

Instagram incluso se ha dado cuenta del problema de la explotación animal y ha comenzado a bloquear imágenes con ciertos hashtags, como #tigerselfie, #slothselfie o incluso #blackjaguarwhitetiger. Por lo que si una persona intenta publicar una foto con estos hashtags, aparecerá una advertencia que dice: «El abuso de animales y la venta de animales en peligro o alguno de sus miembros están prohibidas en Instagram». Aunque Instagram ha dado un paso adelante para ayudar a proteger la explotación y el abuso de animales exóticos, otras plataformas, como Twitter y Facebook, aún no han comenzado a prohibir este tipo de selfies. (ABC)

0 comentarios: