miércoles, 26 de abril de 2017

00:03:00
MÉRIDA, Yucatán, 26 de abril.- A través de una carta pública, supuestos trabajadores de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) acusan a Juan de Dios Pérez Alayón, Director General de Planeación y Efectividad Institucional, de maltratar a sus subordinados y cometer despidos injustificados para otorgar plazas a conveniencia a ciertas personas, así como de brindar ascensos no con base en méritos laborales.

Acusan a Juan de Dios Pérez Alayón (derecha), conocido como "el cerebro del Rector", de trato déspota y prepotente (foto: José Repetto / Archivo)

Los quejosos también alegan que el referido humilla y gritonea a su chofer en espacios públicos y privados y minimiza a sus jefas de área y a la coordinadora de su dirección porque ostentan grados superiores o equivalentes de estudio al de él y esto, sostienen, le causa inseguridad.

A la gente que trabaja la trata con la punta del pie y como esclavos, sostienen los supuestos trabajadores, quienes se dicen víctimas de violencia psicológica y verbal constante.

“Su desdén no reconoce niveles jerárquicos, desde antes de ser Director ya maltrataba a los directores de las facultades abusando del poder que se le otorgó. Tenemos miedo porque Juan de Dios es tan astuto que teje acuerdos a espaldas de quienes le han dado de comer y traiciona a quien sea para lograr sus cometidos. Si es capaz de hacer esto a superiores imaginen cómo limpia sus zapatitos sobre nosotros, añaden.

Adicionalmente, alegan que ciertas personas reciben aumentos de sueldo injustificados, derrochan recursos públicos y son las celadoras de la Dirección.

“Todos les rendimos honores y nos obligan a hacer su trabajo para cubrir las apariencias y hacerlas figurar en el periódico como “gente capaz””, dicen.

Además, acusan a Pérez Alayón de viajes y despilfarros, señalando que si se llega a saber a dónde fue a ellos es a quienes castigan y maltratan. (José Repetto)